SIEC: "Nada de lo que consideramos valioso es fácil de conseguir"

Juan de Miguel, gerente de SIEC.
Juan de Miguel, gerente de SIEC. / DM

    Juan de Miguel, presidente de SIEC, fue la voz en representación del grupo de mentores en la presentación de esta tercera edición de STARTinnova, un programa que incide en el «problema» estructural que, a su juicio, existe en el sistema educativo español: la falta de participación y conexión entre los estudiantes y el mundo de la empresa.

    -¿La diversificación en el equipo humano es un activo?

    -Sí, dentro de la empresa existen diversas áreas diferenciadas tales como oficina técnica, administración, contratación y compras, producción, etc., y en todas ellas hay un equipo y una subdirección .

    -¿Aplican la innovación tecnológica de forma diferenciada en cada subempresa del grupo?

    -Existe el criterio general del Grupo Siec de mantener e impulsar una política de innovación, pero cada empresa tiene sus peculiaridades, actúa en sectores diferentes y aplican sus propios criterios.

    -Colaboran con diferentes iniciativas. ¿Cómo orientan su RSC?

    -En el Grupo Siec venimos aplicando desde nuestros inicios una política de RSC que nos ha llevado no solo a contribuir al desarrollo social, económico y ambiental de Cantabria por parte de nuestras empresas, sino también a apoyar proyectos sociales, culturales y de formación de jóvenes estudiantes, participando en másters univesitarios, formación profesional dual entre otros, así como al patrocinio de equipos deportivos no profesionales o la recaudación de fondos para causas solidarias.

    -¿Cuáles son, desde su experiencia, las claves para un crecimiento empresarial firme?

    - Desde nuestra ya larga trayectoria, además de la aplicación de la RSC nuestro crecimiento se ha basado en la diversificación y el escaso endeudamiento y en la reinversión de los beneficios.

    -Para un joven emprendedor que diseña su primer proyecto... ¿Qué consejo tendría?

    -Creo que un buen consejo para los que comienzan es que hay que tener gran perseverancia pues casi nunca se acierta a la primera y además es necesaria una buena dosis de dedicación y esfuerzo. Nada de lo que consideramos valioso es fácil de conseguir.