Lostal: «Sin innovación no hay evolución posible»

Santiago G. Lostal, director gerente.
Santiago G. Lostal, director gerente. / María Gil Lastra

    Tras seguir durante estos años previos la evolución de STARTinnova, una empresa familiar, asentada y con tradición, como es el caso de Lostal, se suma a la iniciativa «estando totalmente de acuerdo con el objetivo y los fines desde un principio». Han pasado 100 años desde que un pequeño almacén diera origen a la que hoy es una firma referente en el suministro de materiales de construcción y decoración.

    -Lostal es una empresa que parte del emprendimiento familiar. ¿Van a ilustrar a los alumnos a partir de esta característica esencial?

    -Las empresas familiares, en mi opinión, tienen una característica que las diferencia y son los valores y la visión a largo plazo. A pesar de que trataremos con los alumnos un proyecto concreto y aislado, me parece conveniente que lo vean desde una óptica más global, buscando la permanencia en el tiempo y aportar su granito de arena a la mejora de la sociedad en la que se vaya a implantar.

    ver más

    -¿La innovación va unida a la evolución?

    -Totalmente. Sin innovación no hay evolución posible. Pero la innovación no solo viene a través complejos procesos de investigación y de ideas rompedoras. La innovación también es la mejora continua de los procesos cotidianos de la empresa y esa mejora es la que te permite seguir siempre a la vanguardia.

    -¿El I+D+i tiene su reflejo en el área doméstico y los productos que dan forma al hogar?

    -Nosotros trabajamos con un abanico de proveedores, de compañeros de viaje, que invierten muchos recursos en mejorar los productos para el hogar. Actualmente la eficiencia energética de los edificios es quien protagoniza los mayores avances. El consumo de una caldera actual para dar servicio a una familia media ha bajado mucho y, si se apoya con un aislamiento adecuado, puede sorprender enormemente.

    -¿Cuáles son las claves para mantener un negocio como líder del mercado durante tanto tiempo?

    -Es fundamental pensar a largo plazo. Nuestros antecesores no buscaron el enriquecimiento coyuntural, lo que muchos llaman 'el pelotazo'. Aplicaron y nos trasmitieron la idea de crecer con los pies en el suelo, reinvirtiendo los beneficios y poniéndolos a trabajar para seguir avanzando.