CTC: «El mercado dice que sin innovación no hay futuro»

Beatriz San Cristobal, directora de desarrollo y gestión de proyectos.
Beatriz San Cristobal, directora de desarrollo y gestión de proyectos. / María Gil Lastra

    El CTC es el único centro tecnológico de la región, un referente de la innovación en Cantabria. Buscan «fomentar la cultura innovadora de la sociedad» y apoyar STARTinnova cumpliendo la función de mentores, es un ejemplo de esa tarea.

    -¿Cuál es la clave para potenciar la competitividad a través de la innovación?

    -La mera innovación ya mejora 'per se' la competitividad de las empresas, y también les abre más posibilidades de internacionalización o de creación de nuevos mercados en los que tener una posición de ventaja. Es cierto que los resultados no son a corto plazo y que se asume un cierto riesgo, sin embargo el mercado en el que se mueven las empresas ya está diciendo con rotunda claridad que sin innovación no hay futuro.

    -Estamos ya embarcados en la nueva revolución industrial del siglo XXI...

    - Las cosas avanzan a tanta rapidez que ya no existen épocas tan largas y tan concretas como las que estudiamos en elcolegio. La digitalizacióny la irrupción de las nuevas tecnologías de la comunicación lo han cambiado todo. El ritmo de todo es vertiginoso. Los tipos de trabajo que desempeñarán los alumnos enel futuro probablemente todavía ni siquiera existen a día de hoy.

    ver más

    -¿El ciudadano de a pie es consciente de las numerosas áreas de trabajo específico que abarca su fundación?

    - El CTC no es una organización muy conocida. Es una debilidad que estamos tratando de mejorar. Sabemos que tenemos que salir del PCTCAN y extender la cultura de la innovación; pero sobre todo hablar con las empresas, acercarnos a ellas y explicarles cómo podemos ayudarles para tener éxito y futuro.

    -¿Valoran las empresas la importancia del I+D+i en sus políticas de crecimiento?

    - Todos entendemos que es bueno innovar, igual que es bueno exportar o tener un buen marketing. Nadie diría lo contrario. Sin embargo muchas empresas consideran que es caro o que no tienen suficientes recursos para abordar procesos de este tipo. No le dan prioridad y van postergando este tipo de decisiones, también porque la empresa está muy influida por el cortoplacismo y los problemas del día a día.