«Los emprendedores son un gran valor  para la sociedad»

«Los emprendedores son un gran valor para la sociedad»

  • Alberto Fuentes Director General de Planta

Una edición más FerroAtlántica se convierte en empresa mentora.

La unión hace la fuerza: de ser un grupo de empresas en el norte de España a ser una multinacional ¿cuál es la clave del éxito?

Desde el principio Juan-Miguel Villar Mir marcó una clara filosofía al grupo: profesionalidad, inversiones estratégicas, innovación y compromiso de todos con una senda de rentabilidad y de progresión en los mercados. El resultado ha sido impresionante y ahora el reto es, dentro del gran grupo de FerroGlobe, mantener esos valores y seguir creciendo al servicio de la economía contemporánea, que necesita nuestros productos para multitud de utilidades. Lo que está claro es que necesitamos un entorno favorable, y en el caso de español el coste de la energía eléctrica sigue siendo una variable fundamental para nuestro futuro. Hay que ser conscientes de las necesidades de la industria.

¿Qué hoja de ruta siguen en materia de I+D+i?

FerroAtlántica tiene como uno de sus rasgos competitivos el aprovechamiento de mejoras y descubrimientos realizados dentro de la propia casa. Sabemos que la mejora tecnológica es una de nuestras obligaciones si queremos mantener una firma global competitiva. Hay procesos y productos que son exclusivos de nuestra compañía, y que nacieron en nuestros laboratorios y en las pruebas técnicas. Somos una empresa basada en el conocimiento tanto o más que en las materias primas.

¿Qué marca la diferencia en un mercado tan competitivo y globalizado?

En FerroAtlántica hay una filosofía de la calidad, que también beneficia al producto terminado de nuestros clientes, sean aceros, siliconas, o placas para energía solar. Todo cuenta, pero en nuestro caso el coste energético es esencial.

¿Cómo ve a los jóvenes emprendedores?

Extraordinarios. Nuestra experiencia con los jóvenes es muy, muy positiva. Lo que van a necesitar es ayuda inicial en el sentido de capitales-riesgo, o líneas de subvenciones a emprendedores. De este modo podrán cubrir esas primeras etapas en las cuales todavía la rentabilidad es un proyecto. A veces no hay bastante conciencia sobre el gran valor de los emprendedores para la sociedad.