«STARTinnova  es un cambio en  la formación joven»

«STARTinnova es un cambio en la formación joven»

  • Santiago G. Lostal Director Gerente

Lostal sigue el avance de los nuevos tiempos y lo hace apostando por STARTinnova, donde vuelve a participar como mentor. La empresa se suma a la causa, aportando su apoyo a la juventud de la región. Consideran que es clave que haya una cultura emprendedora, que se vincule a la formación como algo normal.

De esta manera escriben una nueva página en la historia centenaria de su empresa, cuyos orígenes se remontan a un pequeño almacén que se ha convertido, hoy en día, en una firma de referencia en el suministro de materiales de construcción y decoración.

el centro

En un mercado tan competitivo ¿la visión emprendedora y tecnológica es una parte indivisible del ADN del empresario?

Un empresario es necesariamente un emprendedor. A veces se trata de separar esas dos figuras pero realmente ser emprendedor es parte necesaria del trabajo del empresario. Actualmente vivimos en un entorno cambiante pero ese cambio se produce a una velocidad hasta ahora inusitada. Esto lleva a la necesidad de emprender diariamente y a estar permanentemente a la vanguardia tecnológica, no ya de tu sector sino del mundo.

¿Qué es lo que más valora del programa STARTinnova?

Creo que ha supuesto un cambio en la formación de los jóvenes de la región. Va a ser un camino largo pero poco a poco debemos ir acercando el mundo de la empresa, el que se van a encontrar cuando concluyan su formación, a los estudiantes de Cantabria. En mi opinión es un acierto total por parte de El Diario Montañés involucrar a los centros formativos, a las empresas y a la universidad en este proyecto que estoy seguro evolucionará hacia cotas mayores de colaboración entre las partes.

Hoy en día ¿qué es más difícil: alcanzar el éxito empresarial o mantenerlo?

El éxito es efímero por naturaleza. Puedes dar con la tecla acertada en un momento determinado pero los mercados cambian, los gustos cambian, las costumbres cambian.. y cada vez más rápido. Toda empresa debe adaptarse a esos cambios si quiere sobrevivir. Por tanto, lo realmente difícil es mantener unos niveles razonables de éxito durante un largo periodo de tiempo.