Vending de fruta envasada

Juan Uriarte, Eva Martín (directora del Grupo Clave), Raquel Medrano (tutora), Sara Hernández (e2), Marta Laurenz (tutora) y Pedro González (director del centro). Abajo el equipo: Vitaly Nayizhmak, Andrea Gutiérrez Castillo, Joselyn Shirley Perea Cervantes y Rubén Aja Pérez.
Juan Uriarte, Eva Martín (directora del Grupo Clave), Raquel Medrano (tutora), Sara Hernández (e2), Marta Laurenz (tutora) y Pedro González (director del centro). Abajo el equipo: Vitaly Nayizhmak, Andrea Gutiérrez Castillo, Joselyn Shirley Perea Cervantes y Rubén Aja Pérez. / CELEDONIO
  • Centro Puente I (DAVA) // Grupo Clave

Vivimos en un país conocido por la denominada ‘dieta mediterránea’. Tenemos unos productos estupendos a nuestro alcance. Podíamos ser un ejemplo a seguir en materia de alimentación pero estamos perdiendo la batalla frente a la ‘fast food’ (comida rápida) y la tentación consumada de la bollería industrial. Estamos hablando de hábitos alimentarios, los mismos que se han quedado por el camino ante la modernidad de los tiempos y el ritmo acelerado de esta sociedad. Hay que retornar al principio. Eso es lo que han pensado los estudiantes del grupo DAVA del Centro Puente I, que participan en STARTinnova junto con su empresa mentora Grupo Clave. Los chicos y chicas quieren dar un vuelco a este contexto. Conscientes de que una rutina saludable hay que aprenderla a edades tempranas, proponen apostar por la fruta en los colegios e institutos y lo quieren conseguir instalando máquinas vending que la expendan troceada y envasada, lista para su consumo. Este operativo que apuesta por los hábitos sanos lo han denominado ‘Frutavas’.

Las máquinas funcionarían con unas tarjetas monedero que se proporcionarían a los alumnos, de tal forma que los padres las fuesen recargando a través del móvil a medida que se fuera agotando el saldo. Con esta medida se evitaría que los niños y niñas llevasen dinero en efectivo a los centros, pudiéndolo gastar así en otros productos. En sus máquinas sólo se sirve fruta, eso sí diversa y variada y presentada de forma muy apetecible.

Además con esa tarjeta el alumnado irá acumulando puntos por las compras realizadas, que se irán sumando a los puntos de sus compañeros de clase, de tal forma que a final de cada trimestre, la clase que más haya juntado, recibirá un premio. Con esta filosofía de reconocimiento a la conducta saludable se quiere incentivar la ingesta de fruta y la popularidad de su consumo.

Los estudiantes del grupo DAVA recogen en su proyecto la opinión de que los padres se sentirían mucho más tranquilos al ver que sus hijos toman un alimento saludable. Y no uno cualquiera sino que estamos hablando de fruta, sobre la que los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan consumir en forma de cinco piezas al día. La teoría está bien pero alejada de la práctica. Según los datos que se desprenden del estudio, que han realizado los jóvenes emprendedores, es preocupante el incremento del consumo de comida precocinada y bebidas azucaradas. Noticias, por otra parte, de máximo interés y actualidad.

Tres de cada diez niños y adolescentes comen verduras y hortalizas sólo una vez al día y el 26% lo hace entre dos y cuatro veces a la semana.

El consumo diario de fruta y verduras, una de las bases de la dieta mediterránea, se desploma en nuestro país sobre todo entre las capas de población más jóvenes. El Informe del Consumo de Alimentación en España 2015, elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, afirma que los hogares españoles redujeron el año pasado la compra de fruta fresca un 3,7%.

Los jóvenes emprendedores quieren conseguir que los escolares adquieran la buena costumbre de comer a diario al menos una pieza de fruta. Con este hábito saludable pretender luchar contra la obesidad infantil, el segundo objetivo derivado de su iniciativa empresarial. Qué la fruta sienta bien es una máxima universal, que quieren volver a poner de moda. El grupo DAVA da buena cuenta de los beneficios de la comida sana. A ellos les ha reportado un puesto en la final de STARTinnova IV.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate