«Los sistemas cognitivos no van a sustituir al ser humano»

Marta Martínez, presidenta de IBM España, durante la entrevista en Madrid.
Marta Martínez, presidenta de IBM España, durante la entrevista en Madrid. / Elvira Megías
  • marta martínez alonso, presidenta de IBM España

  • Las máquinas "no cuentan con toda la parte emocional y sentido común" que una persona tiene por su experiencia, por lo que trabajan como un "complemento" fundamental

Aunque IBM es comúnmente asociada a grandes ordenadores y hardware, actualmente esta parte de la compañía solo les reporta el 10% de sus beneficios totales. Hoy en día, la multinacional presente en 175 países y con una plantilla de 380.000 personas, basa su músculo empresarial en el software y los servicios, sobre todo a partir de la creación de Watson en enero de 2014, una unidad de negocio dedicada al desarrollo y comercialización de innovaciones cognitivas.

La presidenta de IBM para España, Portugal, Grecia e Israel, Marta Martínez Alonso, explica que ahora es el momento en el que estas plataformas cognitivas van a lograr "un salto muy importante" en todas las áreas donde la tecnología está implicada.

¿Watson es el siguiente paso de la tecnología?

Hoy los sistemas cognitivos como Watson son unas plataformas que van a ser un salto muy cualitativo en las tecnologías de la información. La inteligencia artificial lleva muchísimos años pero no se había puesto en marcha porque no había tanta información no estructurada a analizar y por la escalabilidad, es decir, desde el punto de vista técnico, hasta donde puedo mover esa cantidad ingente de información con mis sistemas. ¿Qué tenemos hoy? Muchísima información, todo lo que viene de internet, redes sociales, mundo digital... que ha hecho que tengamos la necesidad de utilizar este tipo de tecnología y le damos valor, y ahora empieza a ser casi imprescindible porque no hay otra manera de interpretar tantos documentos.

¿Y en qué entornos va a tener más importancia?

Prácticamente en todos porque tendrá más importancia donde el nivel de información que tenga la quiera analizar, y generalmente información no estructurada, información escrita, y eso es en casi todo. En el sector médico, muchísimo, por todos los informes e investigaciones que puede leer. En el mundo legal, empresas de telecomunicaciones o en educación. Al final te preguntas dónde no. También en recetas de cocina. Todo lo que tiene que ver con el aprendizaje de documentos del pasado. Son tecnologías que se van a implantar sin ninguna duda.

¿Hay competencia para hacer que la inteligencia artificial sea aplicable?

Hay muchas empresas trabajando en ello porque el modelo técnico lleva casi 20 años. Nosotros llevamos ya 10 años en los que empezamos a diseñar un sistema cognitivo que entrara en acción. En 2011 el sistema tenía solo una función que era pregunta y respuesta, pero ahora tenemos casi 30 funciones y vamos a acabar el año con 50. Las empresas tecnológicas terminarán invirtiendo en esto porque saben que el mundo va por ahí. Llevamos un adelante tecnológico fuerte y nuestra visión es que la tecnología está y hay que pensar en cómo hacer que la tecnología la usen las empresas de retail, de medicina, finanzas....

¿Cómo funciona Watson exactamente?

Un sistema cognitivo se diferencia de un sistema programable (los que tenemos actualmente en todas las empresas) en que a estos les das instrucciones y las ejecutan, pero son posibilidades finitas. Pero en los sistemas cognitivos tú no programas, sino que el sistema aprende e interpreta. El sistema de "machine learning" entiende lo que lee, razona la información y aprende sobre lo que está leyendo. Aprende sobre el contexto y cada vez la máquina se va haciendo más lista. Sobre toda la información que hay, ve los aciertos y los fallos y va cogiendo más confianza. Lo que es vital son los datos con los que entrenes al sistema. Es un sistema neuronal, intenta hacer una arquitectura parecida al cerebro humano, es una tecnología muy sofisticada. Son sistemas que entienden el lenguaje natural, lo interpretan y aprenden.

Si es un sistema que se parece al cerebro, ¿significa que el nuestro se ha quedado pequeño? ¿Necesitamos máquinas como el cerebro pero que tengan mucha más capacidad?

No, yo creo que es un complemento. Es muy importante entender que un sistema no va a sustituir a un ser humano, porque aunque ayudan a escalar, a entender todo en lo que una persona tardaría un montón de tiempo y la máquina lo hace más rápido, pero no hace todo lo que tiene que ver la parte emocional, sentido común por la experiencia que uno tiene. Un profesional aplica su experiencia y conocimiento en una materia. Hay mucho alrededor del ser humano que no puede suplir una máquina.

¿En qué idiomas trabaja Watson actualmente?

Está en siete idiomas entre los que está el inglés, el portugués, el japonés y el español. Estará en italiano y alemán a final de año.

Con 200 millones de inversión recientemente en la sede de Watson en Múnich, ¿dónde está desarrollándose más, en Europa o EE UU?

La división de Watson general está en Estados Unidos y se hizo una inversión de 1.000 millones de euros. Lo que se ha hecho en Alemania es una división especial de Watson Internet of Things, todo lo que tiene que ver con la parte de industria y sensorización. En Alemania hay muchas empresas industriales y por eso se ha elegido Múnich. También hay una división de Watson Healthcare donde la sede de Watson está en Boston.

¿Cuáles son los usos y aplicaciones más importantes?

En finanzas, la parte legal porque tiene mucha información, y en el mundo del IoT, capturar información de los dispositivos. Todo lo que tiene que ver con capturar la información de los dispositivos. Pero tiene aplicabilidad a todas las industrias.

¿Y qué es Bluemix?

Es la parte de plataforma donde se desarrolla cualquier tipo de aplicación. Cualquier desarrollador puede integrar cualquier aplicación cognitiva a su sistema. Por ejemplo, puedo hacer un sistema de venta de billetes y puedo meter una aplicación que analice qué hace el cliente cuando va a comprar y desarrollar esa funcionalidad dentro de mi aplicación cogiéndola del entorno Cloud y desarrollándola en Bluemix. Es muy importante para la comunidad de desarrolladores.

¿Cómo contrata Watson una empresa? ¿Son grandes multinacionales o pymes?

Hay muchas startups que utilizan funcionalidades en la nube, simplemente es acceso y se paga por uso, son Apis. Esta parte está teniendo mucho éxito y queremos darle mucho impulso. Por otro lado, están los proyectos de empresas medianas y grandes que comentan cuál es su necesidad concreta, por lo que hay que meter ciertos servicios, proyectos concretos para cada cliente.

Del hardware al Cloud

¿Cómo pasa IBM de ser una empresa basada en hardware en los años 90 a transformarse en una empresa de software, Cloud y analítica?

Hay dos transformaciones. Por un lado, un modelo muy basado en el mundo del hardware, que sigue siendo una parte importantísima para nosotros porque en todo esto hay una base fortísima en nanotecnología, pero la cifra de negocio no es tan importante como antes. Y por otro lado, a mediados de los 90 giramos al mundo de los servicios, como con la adquisición en 2002 de Price Waterhouse (PwC). Y en los últimos años, hemos puesto el foco en las infraestructuras con modelos cloud. En las soluciones de negocio es donde más lo vemos, manejo de la información desde el punto de vista de negocio. El gasto en tecnología en el mundo está en torno a los 1,3 billones de dólares y lo que se proyecta a 2025 es estar cerca de 2 billones, es decir, el crecimiento de los sistemas de información va a ser enorme, pero no por los sistemas de información, que serán más económicos y eficientes, sino porque el uso de la tecnología en el resto de funciones está creciendo de forma masiva.

¿A qué nivel está IBM en España?

Nosotros tenemos el primer proyecto que se ha hecho en España con CaixaBank en todo lo que tiene que ver con soporte a la persona de las oficinas en comercio exterior, asesoramiento. También tenemos un acuerdo con Repsol en la parte de exploración porque son muy caras y si eres capaz de acertar, el nivel de ahorro es altísimo.

¿Nuestro país está a la altura de Estados Unidos en inteligencia artificial?

Es un movimiento global y las empresas españolas lo están viendo y están empezando proyectos en áreas nuevas. Comercio electrónico, hay muchas empresas que nacen en digital, mucho crecimiento de startups.

¿Y que les falta a las empresas españolas para concluir la transformación digital?

Transformarse no es algo de un día, es un proceso largo. En el tema digital, cada vez las empresas están más maduras y todo el mundo va por ahí. Hay mucho más que hacer en la parte interna, cómo dar servicio a todo eso porque hay que transformar las "skills" de la gente, es un camino que todos hemos iniciado con un nivel de madurez razonable. La mayoría de las empresas tienen esa sensibilización.

¿Las grandes empresas están tirando de las pequeñas?

Las startups también están teniendo mucha importancia en este proceso, algo que no pasaba antes. El mundo digital está creando muchos más modelos de negocio y la tecnología tiene un valor fundamental. Pero otro modelo es que las empresas grandes quieren invitar al ecosistema y se alían con las pequeñas para desarrollar proyectos.

¿Qué importancia tienen los datos en este proceso?

La transformación digital es una transformación semejante a la que vimos con la Revolución Industrial, es muy potente. No es tener una persona responsable de la transformación digital, es que cambia tu empresa entera. Hay muchas empresas que antes solo guardaba la información que legalmente tenía que tener, y ahora es importantísimo para saber los modelos de compra, de riesgo, códigos de conducta... Pero para eso necesito que la tecnología aguante toda la información no estructurada.