La nube también da juego

El dispositivo Nvidia Shield Android TV y sus dos mandos.

Nvidia Shield Android TV da acceso a Geforce Now, un netflix de juegos que permite jugar a grandes producciones por 9,99 euros al mes, y reproduce contenidos multimedia en 4K

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

Lo que hace Nvidia Shield Android TV es casi magia. Conectas la sobria cajita de 25 x 210 x 130 milímetros a la televisión y se convierte en un PC de última generación dedicado a ejecutar videojuegos con una calidad gráfica asombrosa. La clave de este sorprendente rendimiento no está en la máquina, que monta un eficiente aunque algo modesto chip Nvidia Tegra X1 con 3GB de RAM, idéntico al que lleva en sus tripas Nintendo Switch, sino en el servicio que la compañía de California, artífice de algunas de las tarjetas gráficas más punteras en el mercado, tiene en la nube. GeForce Now es una suerte de Netflix de los videojuegos que, además de permitir la compra de títulos de forma individual, ofrece, por una tarifa de 9,99 euros al mes -los tres primeros meses son gratis-, más de cien juegos y evita al jugador el importante desembolso que requiere actualizar el ordenador cuando se trata de ejecutar los últimos juegos del mercado.

En realidad, los títulos se ejecutan en los servidores remotos que Nvidia tiene repartidos por el mundo y a través de la retransmisión de vídeo en tiempo real el jugador recibe el resultado en la pantalla. El cliente debe contar con al menos 10 MB de conexión a internet. A partir de ahí, el servicio se adapta a la velocidad de la red, pudiendo alcanzar una resolución máxima de 1080p y una tasa de refresco de 60 frames por segundo. La otra gran ventaja es que el usuario evita las instalaciones y se puede poner a jugar en 30 segundos. Probado sobre una red de fibra óptica de 300 MB simétricos, el resultado es espectacular. El lag -el tiempo de respuesta que pasa entre que el jugador realiza una acción con el mando y la ve reflejada en pantalla- es prácticamente imperceptible y no supone problema alguno para jugar a títulos como 'The Witcher III' o 'Mad Max' con todo el detalle gráfico al máximo. Cierto es que en otros géneros como el de la lucha, donde los reflejos y la sincronización son vitales, el concepto puede llegar a hacer aguas, como demostraron unas partidas a 'Street Fighter V'. Y hay un asunto espinoso: al depender de la estabilidad de la conexión es probable que el 'streaming' no sea siempre perfecto. 'No Man's Sky', por ejemplo, se ejecutó con parones y ralentizaciones, no sabemos si debidas a la red o a la máquina remota en la que se estaba ejecutando.

El dispositivo también puede servir de puente entre el ordenador de casa y el televisor del salón a través de Gamestream. Esta opción abre la puerta a toda la librería de videojuegos que el usuario tenga en su PC, sin necesidad de trasladar el ordenador al salón. El rendimiento es ligeramente mejor que con Geforce Now, aunque depende también de la tarjeta gráfica que el usuario posea. Por último, en lo que al espectro jugable se refiere, se puede acceder a la gran mayoría de juegos para Android que Google Play alberga.

Contenidos multimedia

La otra gran pata sobre la que se sostiene Nvidia Shield Android TV es la reproduccion de contenidos multimedia. La máquina hace palidecer soluciones menos potentes como Fire TV y Apple TV y es capaz de reproducir vídeos en resolución 4K y a 60 frames por segundo -es imprescindible, claro, contar con un televisor compatible con Ultra HD-.

En este sentido, ejecuta con una agilidad sorprendente la última versión de Android TV, el sistema operativo que Google ha desarrollado para servir contenidos a los televisores inteligentes. Navegar entre las distintas apps -Netflix, Spotify, Plex, Google Play Películas, RTVE...- y sus contenidos, algunos de ellos en Ultra HD, es fácil y rápido. De hecho, el pad que acompaña a la Nvidia Shield Android TV cuenta con un micrófono incorporado que permite hacer búsquedas de contenidos o en internet con la voz. El sistema de reconocimiento de caras de Google permite, incluso, que al ver una película el sistema te diga quién es el actor que está saliendo en pantalla y en qué otras películas ha participado.

Con estas características sobre la mesa, Nvidia Shield Android TV quizá no esté llamado a sustituir a consolas tradicionales como PlayStation 4 o Xbox One. Para los jugadores más tradicionales, el juego en la nube es incapaz de reproducir la inmediatez y la precisión de un videojuego tradicional, aunque es algo que irá mejorando a medida que las conexiones a internet lo hagan. Pero sí puede ser una buena puerta de entrada para aquellas personas que quieren un reproductor multimedia y también jugar ciertos títulos que requieren de un desembolso económico importante si se quieren jugar con todo el detalle gráfico que ofrece un ordenador. Eso sí, el jugador queda a expensas de los juegos que la compañía introduzca en su servicio. La máquina, con un pad tradicional para jugar y otro para controlar sus servicios multimedias, está disponible a partir de los 229 euros con 16 GB de disco duro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos