Torrelavega reclama 5.000 euros a Liberbank por hacer sus nuevas oficinas sin licencia de obra

Nuevo modelo de oficinas bancarias de Liberbank en la oficina principal de Torrelavega.
Nuevo modelo de oficinas bancarias de Liberbank en la oficina principal de Torrelavega. / Luis Palomeque
  • Las reformas incluyeron realizar nuevos tabiques y distribuciones interiores de espacios, algo que no estaba previsto en la licencia solicitada

El Consejo de la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Torrelavega requerirá a Liberbank el pago de unos 5.000 euros, por una sanción debido a las obras realizadas en siete de sus oficinas que no se ajustaban a la licencia municipal y por la diferencia de tasas e impuestos.

En un comunicado, el concejal de Urbanismo, José Otto Oyarbide, explica que Liberbank solicitó ejecutar unas obras por importe de 100.000 euros en siete de sus locales para habilitar los nuevos modelos de oficina bancaria, pero realizó trabajos que en conjunto suponen más de 210.00 euros, el doble de lo comunicado.

Por ello, el Consejo de la Gerencia aprobará la próxima semana requerir el pago de la diferencia de tasas e impuestos, además de la correspondiente sanción económica.

Otto Oyarbide destaca que las reformas incluyeron realizar nuevos tabiques y distribuciones interiores de espacios, algo que no estaba previsto en la licencia solicitada, por lo que una vez comprobado por los servicios técnicos se abrió un expediente y se le dio a la entidad dos meses para legalizar estas obras.

El concejal explica que el expediente se cierra ahora con la sanción y la obligación de pagar la demasía del proyecto, aunque reconoce que esta no es la primera que el Ayuntamiento tramita una multa similar, pues hace unos meses sancionó a otra entidad bancaria por reformar sus oficinas sin ajustarse a la licencia concedida.

Además, anuncia que el Ayuntamiento mantendrá la vigilancia y control sobre todas las obras que se realizan en el término municipal de Torrelavega, ya sean de particulares, de comercios, de medianas y pequeñas empresas, o de entidades financieras, como en este caso.

Para Otto Oyarbide, el problema suscitado con Liberbank "tiene cierta gravedad", en especial, "por tratarse de una entidad que recientemente anunció como una gran mejora en su atención al público todas estas obras".

"En cualquier caso, esta entidad y todos los ciudadanos tienen que saber que quien no tramita licencia de obra o no legaliza las obras ilegales, pagando las correspondientes tasas e impuestos, corre el riesgo de que finalmente se acaben derribando las mismas", destaca.