Comienza el derribo de los talleres municipales en Campuzano

Operarios con trajes especiales proceden a la retirada de tejados de uralita entre los talleres y las viviendas colindantes.
Operarios con trajes especiales proceden a la retirada de tejados de uralita entre los talleres y las viviendas colindantes. / Antonio 'Sane'
  • El espacio se destinará a la construcción de una urbanización de viviendas sociales

Este viernes se ha iniciado la demolición de los talleres municipales en Campuzano, una actuación que permitirá comenzar los trámites con la Consejería de Urbanismo y Vivienda, para crear en ese espacio una urbanización de Viviendas de Protección Oficial (VPO), en régimen de alquiler, equipada con un parque verde, nuevos viales de acceso y aceras más anchas. El derribo completo estará finalizado el próximo verano.

Al inicio de la demolición parcial han asistido el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, junto con el concejal de Urbanismo, José Otto Oyarbide, y el teniente alcalde Javier López Estrada.

El alcalde ha destacado que esta actuación no sólo es importante por la construcción de las viviendas en alquiler, unas 15 o 20 según las previsiones, sino que "va a suponer una transformación total en esta zona de Campuzano, la "más carente" de obras públicas.

La construcción de estas viviendas lleva aparejada la creación y ampliación de viales que en estos momentos son muy estrechos, y la construcción de aceras y de un parque con zona verde.

Cruz Viadero ha recordado que para el equipo de gobierno PSOE-PRC se trata de un proyecto de legislatura que contempla la demolición total de estos talleres municipales, el traslado de los mismos al polígono Tanos Viérnoles y la apertura de los trámites para la cesión de este terreno a la consejería de Vivienda para la construcción de esas viviendas.

Por su parte, Oyarbide ha destacado que también, gracias a esta actuación, se va a poder abrir este callejón que separa estos talleres municipales de la comunidad de vecinos colindantes. De esta forma, los vecinos podrán acogerse a la segunda convocatoria de subvenciones para la reparación de fachadas, que saldrá en los próximos días, y que ronda los 30.000 euros.

Además el concejal ha asegurado que los operarios que participan en los trabajos están cumpliendo rajatabla todas las medidas de seguridad respecto al tratamiento del amianto. "Hemos tardado varios meses en tramitar todos los permisos que requiere esta demolición parcial", ha explicado.