El PP denuncia el "total abandono" del gimnasio de la piscina de La Lechera

El recinto municipal de la piscina y el gimnasio de La Lechera es el que más socios tiene en Torrelavega.
El recinto municipal de la piscina y el gimnasio de La Lechera es el que más socios tiene en Torrelavega. / Luis Palomeque
  • El concejal Gómez Zamanillo explica que en la instalación, que cuenta con 2.000 socios, "hay algunos elementos de gimnasia que ya son chatarra"

El grupo del PP en el Ayuntamiento de Torrelavega ha denunciado este martes el "total abandono" en el que, a su juicio, se encuentra el gimnasio de la piscina municipal de La Lechera, donde "es difícil encontrar algún aparato en buen estado" pose a las promesas de mejorar sus instalaciones.

En un comunicado, el concejal popular Enrique Gómez Zamanillo explica que la instalación cuenta con más de 2.000 socios, a quienes hace casi un año se les incrementó la cuota con la promesa de mejoras en la instalación, pero ese aumento no ha repercutido en labores de mantenimiento ni en inversiones.

A su juicio, la piscina y su gimnasio son instalaciones "que necesitan trabajo diario" en mantenimiento e inversiones, debido en parte al "gran volumen de usuarios" que cada jornada las utilizan, por lo que reclama "voluntad política" para mejorar los equipos y una consignación presupuestaria para llevarlo a cabo.

Como ejemplo, recuerda que en los 30 meses de gobierno del PP en Torrelavega se invirtieron más de 200.000 euros en renovar y mantener aparatos, vestuarios, ventilación y control de acceso, mientras que en los tres años de gestión del PSOE-PRC "no se ha gastado un solo euro".

En este sentido, asegura que por "negligencia y desidia" del actual equipo de gobierno "algunos elementos de gimnasia son ya chatarra, como nos denuncian reiteradamente multitud de usuarios del recinto deportivo".

"Mando único y totalitario de Sánchez"

Además, critica la "deficiente estructura organizativa" de la Concejalía de Deportes que se lleva a cabo "bajo el mando único y totalitario" del edil regionalista Jesús Sánchez.

Así, destaca "la eliminación del gerente" y su conversión "en un mero asesor de Alcaldía sin ninguna función ejecutiva", o "el ninguneo y desprecio" al técnico deportivo municipal, principal encargado de la piscina. A su juicio, ello ha dado como resultado "una instalación abandonada, a la deriva y con graves deficiencias en su funcionamiento".