La Consejería de Cultura iniciará el expediente para declarar Bien de Carácter Inmaterial a La Vijanera

fotogalería

Imagen de la última Vijanera en Silió. / Luis Palomeque

  • El consejero Ramón Ruiz ha comunicado que también se ha puesto en marcha el trámite para proteger a otras mascaradas que se celebran en Cantabria

La Consejería de Cultura se dispone a iniciar el expediente para declarar Bien de Carácter Inmaterial a La Vijanera y demás mascaradas que se celebran en Cantabria. Así lo ha acordado el consejero Ramón Ruiz tras reunirse con dos representantes de la Asociación Cultural de Amigos de La Vijanera, César Rodríguez y Enrique Martínez, que se han comprometido a aportar documentación al respecto.

La Vijanera se enfrenta así a un nuevo reto, su participación en el proceso abierto por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para declarar carnavales y mascaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. El Gobierno nacional publicó a principios de este año en el Boletín Oficial del Estado una resolución por la que se abre un nuevo proceso que deja, como primer paso, en las comunidades autónomas la determinación de las fiestas que por su relevancia ha de incluir el catálogo de celebraciones a tener en cuenta. Ahí estará La Vijanera, defendiendo su esencia como una mascarada de referencia en toda Europa y su bagaje como fiesta documentada más antigua de la región.

La Consejería colaborará también con la asociación en la compra de materiales propios de la fiesta ancestral de Silió (Molledo) y se compromete a poner en valor el Centro de Interpretación de La Vijanera, impulsando las visitas de los centros escolares para que los alumnos asistan a charlas y talleres organizados por la Asociación de Amigos de La Vijanera. Ambas partes explorarán también la colaboración en la edición de documentos impresos y audiovisuales sobre una mascarada "que nos entronca con otras comunidades autónomas de la cornisa cantábrica y con otros países europeos que celebran también carnavales de montaña", como Bulgaria.

Piasca, Polaciones, Los Carabeos o Soba

Los organizadores de La Vijanera han mostrado especial interés en que no se pierda la esencia de la mascarada, preservando los valores culturales y no solo turísticos del carnaval, tal y como se hacía hace un siglo. El rito de vestirse con pieles de animales, afirman, remite a tiempos anteriores al cristianismo.

La mascarada de Silió es la de mayor proyección entre las que tienen lugar en Cantabria, pero hay otras, como las que se celebran en Piasca, Polaciones, Los Carabeos o Soba, que también verían reconocida su contribución cultural y etnográfica con la declaración de Bien de Carácter Inmaterial que se dispone a tramitar el Gobierno de Cantabria.