El Ayuntamiento pedirá un gran centro cultural en La Lechera a cambio del Mupac

La Lechera, ahora cerrada, fue sede de la Feria de Muestras durante las últimas décadas.
La Lechera, ahora cerrada, fue sede de la Feria de Muestras durante las últimas décadas. / Luis Palomeque
  • Quiere agrupar en una sola sede a las escuelas y asociaciones, ahora en precarias condiciones y dispersas por la ciudad

Tras conocer este verano que el Museo de Arqueología y Prehistoria de Cantabria (Mupac) se quedará finalmente en Santander, el Ayuntamiento de Torrelavega ha decidido pedir a cambio al Gobierno regional que convierta el recinto de La Lechera en un gran centro cultural. El equipo de gobierno (PSOE-PRC) pretende agrupar en una sola sede las escuelas y asociaciones culturales que ahora se encuentran en precarias condiciones y dispersas por la ciudad.

Según ha podido conocer este periódico a través de esos colectivos, con los que se están entrevistando los representantes municipales para conocer sus necesidades y ultimar la propuesta, en La Lechera encontrarían acomodo escuelas como las de Música, Arte, Circo y Folclore. También se habilitarían espacios para salas de exposiciones, conferencias y proyecciones audiovisuales (cine, fotografía, etc.).

El alcalde, José Manuel Cruz Viadero, y el primer teniente de alcalde, Javier López Estrada, se entrevistarán con el consejero de Educación y Cultura, Ramón Ruiz, antes de finalizar este mes para hacerle llegar la propuesta, que ven con buenos ojos los colectivos afectados. Tampoco hay que olvidar que es una promesa electoral de los socialistas, ahora compartida por el PRC.

Cruz Viadero ha manifestado en diversas ocasiones que Torrelavega, muy castigada por la crisis, tiene que ser «prioritaria» en esta legislatura para el Gobierno de Cantabria, pero hasta ahora pocas inversiones ha conseguido. Tras el varapalo del Mupac, espera que la ciudad sea «recompensada» con la remodelación de La Lechera, una inversión que se prevé importante. Mientras tanto, los 5.000 metros cuadrados de las viejas naves, otrora poderosa sede de la Feria de Muestras de Cantabria, permanecen vacíos durante la mayor parte del año. El edificio, antigua fábrica de productos lácteos, sigue a la espera de una inversión que le haga de nuevo «latir» en el corazón de Cantabria.

El sector, encantado

La oposición municipal, con mayoría, ha realizado diversos planteamientos sobre el futuro de La Lechera. El último de ellos partió del grupo Torrelavega Sí, que propuso el edificio como nueva sede del Centro Nacional de Fotografía, donde tengan cabida los espacios expositivos, platós, estudios, escenario, aulas y salas de edición, montaje y proyección, de tal manera que hagan del inmueble un espacio de referencia de las artes audiovisuales. Todo ello sin excluir que una parte de La Lechera albergue algunas de las escuelas artísticas ya existentes en la ciudad.

Este periódico preguntó recientemente a los artistas sobre la posibilidad de crear un gran centro cultural y su respuesta fue muy favorable. Berta Fernández Abascal, directora de la Escuela Municipal de Artes, considera que es una oportunidad para «cambiar la ciudad» y dotar a Torrelavega de «ese gran centro cultural del que adolece». «A nosotros nos parece una gran idea. Si bien es cierto que la escuela dejaría de estar en el centro de la ciudad, pero por otro lado podríamos trabajar en mejores condiciones, ya que tenemos un gran problema con la falta de espacio», señala. Con 130 alumnos matriculados este año, la Escuela de Artes podría ser una de las grandes beneficiadas con la inversión. Su directora es consciente de ello y no duda en reconocer que «La Lechera es un edificio emblemático en el que la Escuela de Artes encajaría. Sobre todo resolvería la falta de espacio que tenemos en la sede actual en El Zapatón».

Lo mismo le sucede a la Escuela de Circo, que desarrolla su actividad «de prestado» en el pabellón Vicente Trueba. Su responsable, Javier Amigo, recuerda que «la falta de un espacio multicultural en Torrelavega es una demanda histórica», por lo que cree que las instalaciones de la Lechera pueden ser la mejor solución para «centralizar toda la actividad artística y cultural que hay en la ciudad en un mismo espacio y al tiempo convertirle en la alternativa a la oferta cultural que se limita al Teatro Concha Espina». «Creo que tiene una ubicación estratégica, cerca del tren y de la autovía, no lejos del centro de la ciudad y, lo que es más importante, contribuiría a desarrollar una especie de corredor cultural en Torrelavega», concluye.

La Escuela Municipal de Folclore, también con sede en el pabellón Vicente Trueba, es otro colectivo que reúne a más de 200 alumnos y su director, Chiqui Rivera, coincide en que La Lechera «es la mejor opción». «Para la Escuela de Folclore es un escenario ideal, tanto para el desarrollo del curso como para la organización de eventos en los que podríamos participar varias disciplinas a la vez», señala. La Escuela Municipal de Música también se encuentra en precario –tiene su sede provisional en el IES Zapatón– y su directora, Nuria Báez, secunda la iniciativa porque «Torrelavega necesita un espacio para que los artistas cultiven su talento».