Torrelavega busca una empresa para retirar a los animales vagabundos de la calle

Torrelavega busca una empresa para retirar a los animales vagabundos de la calle
/ Alberto Aja
  • El Ayuntamiento ha sacado a licitación el servicio, por una cantidad de 30.000 euros anuales

El Ayuntamiento de Torrelavega ha sacado a licitación en la cantidad de 30.000 euros al año el servicio de retirada de perros y demás animales vagabundos o abandonados, que se adjudicará por un plazo inicial de dos ejercicios prorrogable un máximo de dos más.

Las empresas que deseen optar a este contrato disponen de plazo hasta el 29 de septiembre para presentar las correspondientes propuestas técnicas y económicas, según ha publicado el Boletín Oficial de Cantabria (BOC).

El pliego de condiciones establece que el adjudicatario deberá disponer de unas instalaciones adecuadas para el alojamiento temporal de los animales en un lugar cercano a Torrelavega, así como de medios de captura que cumplan las condiciones de bienestar y protección establecidas en las normativas.

Además, deberá contar con lector de radiofrecuencia para los chips de identificación de los animales y un procedimiento informático que registre los datos de entrada de cada animal, como el lugar de recogida del animal, una fotografía del mismo y los datos identificativos del propietario.

Las actuaciones del servicio se llevarán a cabo a instancias de la Policía Local o los servicios de Salud Pública, que recogerán los animales extraviados o abandonados, que se encuentren en instalaciones o alojamientos no adecuados desde el punto de vista higiénico-sanitario, o que sufran maltrato.

La empresa adjudicataria estará obligada a la recogida y custodia durante un periodo mínimo de catorce días de aquellos animales que hayan causado lesiones por mordedura, hasta que la autoridad competente determine que ha finalizado el periodo de cuarentena, servicio que se le cobrará al propietario.

En el caso de perros que estén identificados, se requerirá al propietario la retirada del mismo de las instalaciones del adjudicatario, para lo cual dispondrá de un plazo de tres días.

En el caso de tratarse de un animal no identificado, el adjudicatario tendrá la obligación de albergar al animal en sus instalaciones durante un plazo de diez días, transcurridos los cuales sin ser retirado podrá donarlos, cederlos o proceder a su realojamiento en otros centros. EFE

1010513