Urgente

Acuerdo en el ERTE de Sidenor

Desestimada la demanda salarial de 35 trabajadores de la orden de corporaciones

  • Los empleados reclamaban la diferencia entre el sueldo percibido y lo que consideraban que les correspondía según el convenio colectivo

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha desestimado una nueva demanda salarial presentada por 35 trabajadores contratados por el Ayuntamiento de Polanco a través de la orden de corporaciones locales que reclamaban el sueldo recogido en las tablas salariales de 2015.

Estas 35 personas fueron contratadas para trabajar en el Ayuntamiento de Polanco desde el 12 de febrero hasta el 11 de agosto de 2015 a través de la convocatoria de subvenciones a las corporaciones locales, con la categoría de peones.

Cobraron 779,44 euros mensuales, incluida la parte proporcional de la paga extraordinaria, por lo que reclamaron judicialmente la retribución prevista para la categoría de peón en el convenio colectivo del Ayuntamiento de Polanco, que asciende a 1.111,26 euros.

El Juzgado de lo Social número 2 de Santander condenó al Ayuntamiento a pagar a cada empleado 1.990,92 euros por considerar que el hecho de que los trabajadores sean contratados al amparo de una subvención no justifica que no se aplique el convenio colectivo ni distinto régimen salarial.

Pero los trabajadores no se quedaron conformes con la decisión y reclamaron un salario de 1.674,79 euros al mes ante el TSJC, que ha confirmado la sentencia de primera instancia en todos sus extremos.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz (PRC), y el concejal de Empleo, Felipe Tapia (PSOE), han recordado que el Ayuntamiento decidió hace meses regularizar las nóminas de los trabajadores temporales contratados desde 2015.

Esta decisión se basa en el acuerdo del nuevo equipo de gobierno de "dar un sueldo digno" a estos trabajadores, tras producirse las primeras sentencias que estimaban parcialmente la reclamación de los contratados en 2015.

Díaz ha recordado que PRC y PSOE votaron a finales de 2014 en contra de aplicar salarios inferiores al convenio a los nuevos contratados, cuando el entonces equipo de gobierno del PP decidió no complementar sus nóminas y dejarlas solo en la subvención por empleado que otorgó el Ejecutivo regional.

Según la alcaldesa, la sentencia dictada ahora por la Sala de lo Social y antes por el Juzgado de la Social Número 2 de Santander es "satisfactoria" para el Ayuntamiento, ya que además de reconocer la postura mantenida por PSOE y PRC la pasada legislatura, reduce las reclamaciones de cada uno de trabajadores temporales por la diferencia salarial.

En este sentido, ha reiterado que el Ayuntamiento mantiene su decisión de acatar y no recurrir este tipo de sentencias, lo que supone abonar la diferencia de salarios, así como hacer extensiva la medida al resto de empleados temporales incluso sin que hayan llegado a presentar reclamación.

Tapia ha destacado que la sentencia no pone en riesgo ninguno de los servicios municipales porque el actual equipo de gobierno tenía consignada una cantidad en previsión de este tipo de sentencias, que afectarían a unos 130 trabajadores con una cantidad que, en conjunto, supone unos 300.000 euros.