La nueva ordenanza de terrazas prevé multas de hasta 3.000 euros

Una de las zonas con más terrazas en Torrelavega es la Plaza Baldomero Iglesias.
Una de las zonas con más terrazas en Torrelavega es la Plaza Baldomero Iglesias. / Luis Palomeque
  • El Ayuntamiento tratade corregir el descontrol que han provocado los establecimientos que no cumplen la normativa

La nueva ordenanza de terrazas que está ultimando el Ayuntamiento de Torrelavega, prevé sanciones de hasta 3.000 euros, dependiendo de si las infracciones son leves, graves o muy graves. El equipo de gobierno (PSOE-PRC) trata de corregir el descontrol que han provocado en la ciudad los establecimientos de hostelería que no cumplen la normativa, ocupando, en la mayoría de los casos, más espacio público del autorizado.

La Concejalía de Economía y Hacienda tiene muy avanzado el proceso de consenso con la oposición, la Asociación de Hostelería y la Mesa de Movilidad del Besaya. Se prevé que la ‘Ordenanza reguladora de la ocupación del dominio público municipal y de los espacios privados de uso público mediante mesas, sillas y otros elementos auxiliares’ entrará en vigor en los próximos meses. En el apartado de sanciones, serán consideradas infracciones leves (hasta 400 euros) cuestiones como la falta de ornato o limpieza, y el incumplimiento de la obligación de retirar el mobiliario de la terraza una vez finalizado el horario.

Infracciones graves (entre 750 y 1.500 euros) serán la comisión de dos faltas leves en un año, la instalación de mesas y sillas sin autorización, la colocación de instrumentos o equipos musicales que ocasionen molestias a los vecinos, el exceso de ocupación, la colocación de publicidad sin autorización o la falta de reposición del pavimento afectado por una instalación que conlleve algún tipo de anclaje.

La normativa considera infracciones muy graves (entre 1.500 y 3.000 euros) la comisión de dos faltas graves en un año, la instalación de mesas y sillas que no resulte legalizable; la reducción del ancho de la acera o el paso peatonal que incumpla la normativa de accesibilidad para personas con movilidad reducida; molestias graves a los vecinos derivadas del incumplimiento reiterado de la ordenanza, falta de consideración u obstaculación de la labor de los funcionarios o agentes de la autoridad, y el incumplimiento de la obligación de retirar el mobiliario de la terraza cuando hayan pasado más de 60 minutos del horario autorizado.

Ocupación y horarios

Respecto a la ocupación del suelo, se autorizará o denegará dependiendo de si en las inmediaciones hay gran afluencia de peatones y vehículos, y la terraza pueda suponer un riesgo para los viandantes y el tráfico en general. En ningún caso se autorizará la instalación en zonas que obstaculicen o dificulten el paso de la gente o el acceso a viviendas, edificios públicos, vados o salidas de emergencia, paradas de transporte público y señales de tráfico.

La terraza deberá dejar, al menos, una banda peatonal de 1,5 metros y tendrán prioridad en la ocupación del suelo los elementos correspondientes a servicios públicos, como pasos de peatones, bocas de riego e incendios, registros de alcantarillado, etc. No se autorizará la instalación de terrazas en una superficie superior a la línea de fachada del establecimiento, salvo autorización expresa de los locales contiguos.

En todo caso, la autorización quedará condicionada a que en las viviendas o locales próximos no se registren niveles sonoros superiores a los establecidos en la legislación en materia de contaminación acústica. Tampoco se autorizarán terrazas o elementos complementarios que conlleven algún tipo de anclaje al pavimento, salvo en casos excepcionales. Solo se permitirá la colocación de paravientos con una altura de entre uno y 1,7 metros, y mamparas o jardineras que sean seguras. No se autorizarán barras o mostradores.

Tanto en las autorizaciones de carácter anual como de temporada, durante los meses considerados de invierno el horario será hasta las 24.00 horas, salvo viernes, sábado y vísperas de fiesta, que se incrementará una hora. Durante los meses con horario de verano, se ampliarán esos límites en una hora. En las fiestas locales o situaciones especiales reguladas por el Ayuntamiento el horario se incrementará. Los dueños de los establecimientos dispondrán de media hora para retirar las terrazas.