Torrelavega invertirá 360.000 euros en asfaltar los accesos a los dos cementerios

  • La previsión del Ayuntamiento es que las obras comiencen en noviembre y puedan estar terminadas a finales de año o principio de 2017

Torrelavega invertirá 360.936 euros en una nueva fase del plan de asfaltado 2016, dirigido a mejorar y renovar al pavimento de diversos viales y puntos de zonas más rurales, pero también de los accesos a los dos cementerios del término municipal.

La actuación, según el alcalde José Manuel Cruz Viadero, responde a las demandas vecinales. Viadero ha destacado que este plan se pone en marcha "un año más", pensando "siempre" en "mejorar" la seguridad de personas y vehículos y ha apuntado que esta actuación saldrá a licitación "en unos ocho días" y con un plazo de ejecución de dos meses.

El alcalde ha indicado que la previsión es que las obras comiencen en noviembre, de manera que puedan estar finalizadas a finales de 2016 o principios de 2017.

En total, se actuará sobre el asfalto y pavimento de más de 3.300 metros situados en los accesos al cementerio de Río Cabo; entre el barrio San Ramón y el cementerio de Geloria; en el vial de la Habana Vieja; en Miravalles, entre la zona de La Llama y el cementerio, y un vial más de este barrio.

También se mejorará el asfaltado en diversos puntos de Campuzano, en el barrio La Jurona; en Sierrapando; en un vial de Tanos situado en el barrio Mies Meji; en La Montaña; en el barrio Villafranca; en Viérnoles y en la zona de Río Arriba.

El primer teniente de alcalde y edil de Obras ha resaltado que los viales y zonas en las que se va actuar son áreas de pavimento deteriorado por el uso, en las que el estado de bacheo inadecuado o las grietas han hecho "pertinente" llevar a cabo esta actuación.

Como en otras ocasiones, explica el Ayuntamiento, se han repartido las obras a realizar por todo el municipio, beneficiando por tanto a todos los vecinos de la ciudad.

El proyecto se iniciará con la limpieza de la calzada de los viales afectados para concluir, después en una serie de trabajos de renovación del firme y del pavimento, con el repintado de la señalización horizontal y la instalación de la vertical.

El plan de asfaltado afecta también a servicios municipales, como a los dos cementerios que presentan unos accesos en condiciones "mejorables".