La Plaza de Abastos de Torrelavega se reinventa

Plaza de Abastos de Torrelavega.
Plaza de Abastos de Torrelavega. / Luis Palomeque
  • La reforma del céntrico mercado comenzará después de Navidad e incluirá cuatro negocios hosteleros que compartirán techo con los tradicionales puestos de verdura, fruta, carne y pescadería

Puestos de fruta, de pescado, de carne, de verdura. Y de repente, un bar. Eso es lo que se encontrarán los torrelaveguenses a partir del año que viene en la Plaza de Abastos de la capital del Besaya. La reforma del céntrico mercado comenzará después de Navidad e incluirá la instalación de cinco nuevos puestos, de los cuales cuatro serán negocios de hostelería. Aquí es donde radica la novedad. Otra Plaza de Abastos que se reinventa (el Mercado de Puertochico en Santander también está en ello) para sobrevivir al exceso de supermercados y grandes superficies que en los últimos años les han dejado sin apenas clientes.

En el caso de Torrelavega, el Ayuntamiento llevaba desde hace tiempo con la idea detrás de la oreja de poner al día este mercado céntrico y centenario. Tiene 26 puestos pero en la actualidad solo funcionan once, es decir, 250 metros cuadrados en uso de los 800 disponibles. Al final se ha decantado por adoptar el modelo de fusionar dos áreas, el comercio y la hostelería, que se complementan a las mil maravillas. Unos venden los productos en bruto y otros los ofrecen ya preparados.

Una vez que pasen las navidades, el proyecto de reforma que ha presentado este jueves el equipo de gobierno municipal tardará tres meses en cambiarle la cara a la Plaza. Se invertirán 199.918 euros para construir un "amplio" espacio central para usos múltiples e instalar cinco nuevos puestos: cuatro para hostelería y el quinto, para frutería. La renovación incluye mantener los tradicionales puestos de alimentación de siempre.

La idea del Consistorio es crear un espacio público con "múltiples posibilidades", entre las que se encuentra las exposiciones, las actuaciones o las demostraciones. "Queremos un mercado moderno que se adapte a las nuevas demandas", ha resaltado el alcalde, José Manuel Cruz Viadero.

El nuevo mercado, que en dos meses sabrá la empresa que se encargará de renovarlo, tendrá una nueva organización de los puestos, nuevos aseos, pavimento renovado, instalación eléctrica y alumbrado cambiados, y una red de saneamiento que estará "totalmente arreglada". A petición de los propios comerciantes, se unificará la imagen de todos los puestos y se mejorará el techado y las entradas para darlas "mayor accesibilidad".

Otra de las novedades con las que contará la Plaza será la ampliación de horarios. El Ayuntamiento permitirá a los comerciantes y hosteleros establecer distintos horarios de cierre en función del uso de sus respectivos locales. En la actualidad, abren a las 8.30 horas y cierran a las 19.30 horas con un descanso al mediodía entre las 13.30 horas y las 19.30 horas.