Torrelavega regula el uso de los vehículos municipales

  • La nueva normativa será aplicable a los 118 coches del parque móvil municipal, a los que se suman tres vehículos de renting, más los del SERCA, Aguas Torrelavega o Patronato Municipal de Educación

El Ayuntamiento de Torrelavega ha elaborado una normativa reguladora de los vehículos municipales para garantizar su "buen uso y servicio", una regulación con la que desde el equipo de Gobierno (PSOE-PRC) aseguran que se dan "un paso más en pro de la transparencia y el buen gobierno".

El concejal de Régimen Interior y Recursos Humanos, José Luis Urraca Casal, ha presentado este viernes la normativa reguladora del uso de los vehículos municipales que "garantizará que éstos sean destinados a los fines públicos correspondientes, en el marco de racionalidad y responsabilidad, evitando en todo momento un uso indebido".

Esta regulación ha recordado que fue uno de los compromisos que adquirió el pasado mes de febrero con la aprobación de la Ordenanza de Transparencia y Buen Gobierno. Ha indicado que la instrucción ha sido negociada en el ámbito de la Mesa General de Negociación con la representación sindical. La propuesta final será tratada el próximo lunes en la mesa general de negociación y posteriormente aprobada por resolución de Alcaldía.

Con esta normativa, ha explicado Urraca Casal, "buscamos la eficiencia en la gestión de los servicios municipales y la contención en el gasto público, puesto que es responsabilidad del Ayuntamiento de Torrelavega controlar el adecuado uso de los recursos materiales para el cumplimiento de las funciones públicas que tienen encomendadas".

El régimen será aplicable a la totalidad del parque móvil municipal, que cuenta con 118 vehículos, a los que se suman tres vehículos de renting, más los del SERCA, Aguas Torrelavega o Patronato Municipal de Educación.

En cuanto a las normas de uso, sólo podrán ser utilizados en razón del servicio, no pudiendo estar destinados al uso personal o extra profesional de los usuarios. Además, sólo podrán ser utilizados por las personas que se encuentren asignadas o por el personal adscrito a la unidad organizativa correspondiente.

Aparte del uso, se va a regular la administración y conservación del parque móvil municipal, "siempre bajo los criterios de 'eficiencia, coordinación y control", ha señalado el edil. La norma será aplicable a todos los usuarios de vehículos municipales y afectará tanto todos los transportes: motocicletas automóviles, todo terreno, vehículos mixtos adaptables, furgones, furgonetas y camiones.

La normativa establece que el parque móvil será competencia del departamento de Patrimonio en coordinación con la Intervención Municipal, la dirección de Recursos Humanos y las jefaturas de servicio, que llevarán a cabo el control y coordinación de los mismos. Para ello, se realizarán memorias semestrales sobre el funcionamiento y sobre las incidencias, en cuanto al consumo, kilometraje, vehículos, reparaciones y personal autorizado.

La intervención municipal marcará las directrices para los repostajes de combustible, en este caso, siguiendo el criterio de mayor rentabilidad económica de control del gasto. En el caso de los servicios de taller, es decir, el mantenimiento, limpieza y reparación de los vehículos, el edil ha anunciado que "se va a sacar a licitación", lo mismo que ya se hace ahora con el servicio de reportaje.

Además, en cumplimiento de esta normativa, Urraca Casal ha explicado que se dotará a todos los vehículos del parque móvil del Ayuntamiento de Torrelavega de una imagen corporativa municipal, en referencia al color de la carrocería y a la rotulación de los mismos, que tendrá que estar, ha concretado, en un lugar visible, al menos en las puertas delanteras, y será fija.

Esa rotulación, ha precisado el edil, deberá incluir el escudo del Ayuntamiento de Torrelavega y la leyenda 'Ayuntamiento de Torrelavega', junto con el nombre del servicio municipal al que está adscrita la unidad.

Urraca Casal ha avanzado que esta normativa, que quedará aprobada la semana que viene, por resolución de Alcaldía, implica toda una serie de medidas técnicas y organizativas de implementación de lo regulado en la ordenanza, que requerirán unos meses de plazo para poder llevarse a cabo, aludiendo, por ejemplo, a las licitaciones de mantenimiento, limpieza y reparación así como al cambio de la rotulación.

El concejal ha reconocido que "esto es algo que no se había hecho nunca y hemos considerado que era necesario".