Torrelavega urge al Gobierno a que decida sobre el cierre de la mina del Dobra

La explotación minera de barita en el monte Dobra se encuentra paralizada desde hace varios años.
La explotación minera de barita en el monte Dobra se encuentra paralizada desde hace varios años. / Luis Palomeque
  • «Entendemos que después de más de cinco años es necesario resolver este asunto», dice el concejal de Urbanismo

La amenaza de las canteras persiste en el Dobra, el emblemático monte de Torrelavega. El Ayuntamiento informó ayer de los requerimientos que ha realizado últimamente al Gobierno de Cantabria para resolver, tras más de cinco años de tramitación, la solicitud de ampliación del proyecto de explotación y estudio de impacto ambiental que realizó la empresa para las concesiones mineras de barita Minas Nieves y Minas Nieves II, situadas en el monte Avellaneda-Dobra.

El 29 de julio de 2011 se publicó en el Boletín Oficial de Cantabria el anuncio mediante el cual se sometía a información pública la citada solicitud, lo cual provocó varios acuerdos contrarios de la Corporación de Torrelavega, con el fin de preservar el monte en su conjunto. Según ha explicado el edil de Urbanismo, José Otto Oyarbide, ahora han requerido al Gobierno de Cantabria a que resuelva de forma definitiva la solicitud de ampliación de las minas. «Entendemos que tras más de cinco años es necesario resolver este asunto», afirma el edil socialista.

La empresa titular de los derechos mineros, Lafarge Áridos y Hormigones, que se encuentra fuera de plazo de concesión desde abril del año pasado, ha presentado un recurso en el juzgado contra la aprobación definitiva del modificado puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), aprobada por unanimidad por la Corporación, que contempla varias medidas urbanísticas para conservar el paisaje, la fauna, la flora y los recursos patrimoniales del Dobra.

«Era previsible que una empresa con intereses económicos en ese lugar recurriese el modificado del PGOU, si bien hay que dejar totalmente claro que actualmente la cantera se encuentra inactiva», indica el concejal. Oyarbide precisa en qué situación está la explotación de las canteras correspondientes a las cuadrículas mineras de Minas Nieves y Minas Nieves II: «Se encuentra en total inactividad y en cese temporal de explotación desde 2012, habiendo comunicado de forma anual al Gobierno de Cantabria la solicitud de cese temporal de actividad. En el caso de denegarse la ampliación del proyecto de explotación, se podría comenzar el trámite para caducar la concesión minera y borrar definitivamente del mapa estas canteras».

Desde el Ayuntamiento entienden que no tiene sentido que permanezca «delimitada» una cantera sin actividad desde hace varios años, que además no cuenta con la preceptiva licencia de actividad municipal y que no podría otorgarse por contravenir el planeamiento urbanístico. En el caso de denegarse la solicitud de ampliación, se requerirá a las administraciones correspondientes a que declaren caducada la concesión minera, supriman la delimitación de las cuadrículas y obliguen a la restauración medioambiental pertinente.

El proyecto de ampliación de las minas de barita contempla la expropiación de 9 casas y 25 fincas. La compañía tiene la intención de desarrollar un plan integral para la extracción, procesado y venta de material barítico, así como de piedra caliza resultante de rechazo, en las dos concesiones del Dobra.