Reocín destapa una deuda de agua de1,8 millones de euros

  • El Ayuntamiento se hará cargo durante diez años del pago de los últimos cuatro recibos, dos de esta legislatura y otros dos de la anterior

Reocín tendrá que hacer frente a una deuda con el Gobierno de Cantabria de 1.835.702 euros por no haber abonado las cantidades correspondientes en concepto de agua durante cuatro años, ya que el equipo de gobierno de entonces (PP) obvió los pagos por no estar de acuerdo con la lectura del contador.

Ayer, se aprobó en Pleno, con los votos del equipo de gobierno (PRC y PSOE), asumir el coste que viene derivado del importe final de la deuda más los intereses, en el día en que la deuda entraría en periodo ejecutivo, lo que supondría la exigencia de los intereses de demora y los recargos del periodo ejecutivo, y, si las hubiera, de las costas del procedimiento de apremio, algo que según el alcalde, Pablo Diestro, no sólo es que sea inasumible para el Ayuntamiento, «sino que limita el poder acogerse a ningún tipo de subvención como se viene haciendo hasta ahora, y están siendo vitales para realizar inversiones y atender a las necesidades de los vecinos».

El importe de la deuda se abonará en diez años, desde enero de 2017 hasta enero de 2027, y supondrá para el Ayuntamiento «un ejercicio de contención del gasto y velar por una estricta ejecución presupuestaria».

«Imagínense lo que supone para este Ayuntamiento tener que hacer frente además de la factura corriente del agua, en torno a 400.000 euros, a los 160.000 euros de más a pagar hasta 2027», señaló Diestro.

Además, el alcalde de Reocín criticó que pese a no haberse hecho frente a los recibos en esos años, se les ha subido el precio a los vecinos en dos ocasiones.

Por todo ello, aseguró que el equipo de gobierno llegará «hasta el final de este asunto, en lo que a todas luces parece ser una financiación ilegal de Ayuntamiento durante estos años, ya que ha dedicado lo recaudado por el agua a pagar otro tipo de facturas».

En nombre del Partido Popular, la concejala Gema Pelayo explicó que su equipo de gobierno recurrió las dos primeras liquidaciones que llegaron en la legislatura, en octubre de 2013 y en febrero de 2014 por un importe que no se consumía, «como se demuestra claramente en la actualidad ya que las liquidaciones de este año son de 80.000 euros, frente a los 141.600 y 139.000 de entonces». Como indica Pelayo, el resto de facturas han llegado en 2015 y 2016, gobernando PRC-PSOE. «Nosotros nunca nos hemos negado a pagar, pero a pagar lo que consume Reocín, no más», finaliza la popular, que añade que con el compromiso adquirido ayer «van a pagar casi otro millón de euros que no han consumido».