En marcha contra las drogas

fotogalería

Ruth Beitia, en la apertura de la carrera. / Luis Palomeque

  • Más de 2.000 personas participan en la popular carrera anual de AMAT

  • La amenaza de lluvia no impidió que los vecinos llenaran el Bulevar Demetrio Herrero en una fiesta con la que la asociación recauda fondos

Un año más, y ya van 29, las calles de Torrelavega se han vuelto a llenar de vecinos ataviados con su camiseta y su dorsal para participar en la Marcha contra las Drogas que organiza AMAT(Asociación Montañesa de Ayuda al Toxicómano) y que este miércoles ha reunido a más de 2.000 personas. Una fiesta popular que contó con la tetracampeona de Europa en salto de altura y campeona olímpica en Río 2016, Ruth Beitia, como madrina del evento. La atleta, nombrada esta semana Premio Nacional del Deporte, no paró de hacerse selfies y fotografías con cuantos se le acercaron, sobre todo pequeños y jóvenes. Además de la deportista, el Gobierno de Cantabria también quiso respaldar este evento con la presencia en el Bulevar Demetrio Herrero de la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos. La delegación municipal estuvo encabezada por el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, acompañado del primer teniente, Javier López Estrada, y varios concejales. Antes de cortar la cinta, la presidenta de AMAT, Carmen Terán, agradeció «un año más» la «excelente» respuesta de los vecinos de Torrelavega, demostrando que «somos una ciudad solidaria». «Teníamos 1.200 camisetas que se han acabado mucho antes de que empezara la marcha y por los dorsales que hemos repartido estaremos superando los 2.000 participantes», explicó. Terán recordó que todo el dinero recaudado se destinará a la asociación que continúa con su trabajo de ayuda y atención a drogodependientes.

Una labor que tanto la vicepresidenta del Gobierno regional como el alcalde, ensalzaron poniendo de relieve el «encomiable trabajo» que desarrolla Amat a través de sus programas de atención y prevención. La presidenta de Amat indicó que la marcha pretende promocionar el deporte como «la mejor alternativa» ante el consumo de sustancias estupefacientes. Además de dar a conocer «la vigencia y la existencia» de la problemática relacionada con el consumo de drogas que, según dijo, afecta a un importante número de personas de la comarca. Con la amenaza de lluvia y los participantes preparando el chubasquero, la prueba arrancó de la Plaza del Ayuntamiento, para completar un recorrido de cinco kilómetros, por la calle Julián Ceballos, hasta Cuatro Caminos, La Lechera, La Llama, la Avenida de la Constitución y regreso de nuevo al Bulevar Demetrio Herrero.

Caminando, en bicicleta, con patines..., cada participante completó la marcha a su antojo. Para realizarla a pie, esperaban bajo el arco de la salida Óscar Muñoz y María Quintial, junto a sus dos hijos Marcos y Saúl, de 10 y 6 años. «Ya vinimos el año pasado y participamos en todas las marchas o carreras solidarias de este tipo que se celebran en la ciudad. Es una forma de colaborar y ayudar a estas asociaciones», señalaron. Además, según el pequeño de los hermanos «es muy divertido». Entre los asiduos a las marchas populares también los hay veteranos y curtidos en estas «batallas» como Domingo Manuel García, vecino de Pintor Varela que ataviado con el casco y a sus 76 años daba las primeras pedaladas. Una hora después, aproximadamente, los solidarios participantes regresaron al punto de salida, satisfechos por haber colaborado con una causa solidaria, y ¡secos! La lluvia vino después.