La reforma de la calle Cicero Arteche completa la rehabilitación del barrio

El tramo en el que se va a actuar es el comprendido entre las calles Garcilaso de la Vega y Joaquín Cayón.
El tramo en el que se va a actuar es el comprendido entre las calles Garcilaso de la Vega y Joaquín Cayón. / Luis Palomeque
  • Las obras comenzarán a finales de año e incluirán aceras más anchas y la renovación de los servicios básicos

La paulatina mejora de la trama urbana en Torrelavega llegará en breve a la céntrica calle Raimundo Cicero Arteche, la única del entorno que faltaba por reformar íntegramente. Las obras comenzarán a finales de año e incluirán aceras más anchas y la renovación de los servicios básicos. El presupuesto base de licitación es de 210.696 euros y el plazo de ejecución de cuatro meses.

Así lo anunciaron ayer el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, y el concejal del área, Javier López Estrada. El regidor recordó que esta actuación permitirá atender una vieja reivindicación de la Asociación de Vecinos Quebrantada e igualar la calle Raimundo Cicero Arteche con las de su entorno, ya rehabilitadas. Concretamente, las obras se van a ejecutar en el tramo del vial que está más desatendido, entre Garcilaso de la Vega y Joaquín Cayón. El otro tramo, el que une Garcilaso de la Vega y la Avenida de España, ya fue reformado.

El proyecto contempla mejorar la accesibilidad del vial para integrarle mejor en la trama urbana, ensanchando aceras y asfaltando la calzada. Aprovechando los trabajos, se actualizarán las redes de alumbrado, saneamiento y abastecimiento de agua. Las carencias detectadas por los técnicos eran: falta de dimensiones apropiadas en las aceras para cumplir la Ley sobre accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas, urbanísticas y de la comunicación; la necesidad de adaptar las canalizaciones de alumbrado público a la nueva reglamentación y acabar con los problemas de saneamiento y abastecimiento de agua.

Dos secciones

En las obras habrá dos secciones diferenciadas. Entre las calles Garcilaso de la Vega y La Viña se habilitarán aceras a ambos lados de 2,5 metros de anchura y se suprimirán los aparcamientos. Actualmente, una de las aceras es muy estrecha. En la otra sección, entre La Viña y Joaquín Cayón, se habilitarán aparcamientos en línea a ambos lados, así como aceras de 2,5 metros. El carril para la circulación de vehículos tendrá 4 metros de anchura.

Cruz Viadero y López Estrada precisaron que esta actuación es financiada íntegramente por el Ayuntamiento, que ha incluido una partida de 50.000 euros en el presupuesto de este año y el resto del dinero se abonará con cargo al del año que viene. Concretamente, la referida partida se creó en la última modificación del presupuesto de 2016 (1,7 millones), aprobada recientemente por la Corporación.

Por otra parte, cabe recordar que un total de 24 empresas de varias comunidades autónomas optan a peatonalizar el último tramo de otra calle céntrica, Consolación, entre Conde Torreanaz y Carrera. Así lo anunció el pasado viernes el propio López Estrada, quien recordó que la obra tiene un presupuesto de licitación de 349.295 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses.

El edil regionalista recordó que los trabajos consistirán principalmente en la urbanización de un tramo de 105 metros lineales, con la renovación de los servicios generales, la instalación de mobiliario urbano (bancos), más arbolado y un alumbrado «más moderno». El objetivo de esta actuación, subrayó, es concluir la peatonalización de una de las calles más comerciales de la ciudad y «favorecer» de esta manera la actividad de los establecimientos y el tránsito peatonal.

López Estrada ha informado que las ofertas de las 24 empresas interesadas en ejecutar este proyecto se conocerán hoy, martes, día en el que se reunirá la Mesa de Contratación. Como viene ocurriendo en los últimos años, en este concurso público se esperan ofertas con importantes bajas respecto al precio de licitación. Dos obras que fueron adjudicadas con bajas temerarias a empresas de fuera de Cantabria se encuentran paradas en la ciudad por incumplimiento de los contratos, concretamente la ampliación del parque infantil de la calle Pancho Cossío y el cierre de la pista deportiva del colegio público Mies de Vega. Ambas actuaciones saldrán de nuevo a licitación.