PSOE y PRC sacan adelante los impuestos y tasas con el apoyo de Podemos y ACPT

fotogalería

Dos grupos de la oposición, ACPT y Torrelavega Puede, se unieron al equipo de gobierno en la votación. / Luis Palomeque

  • La propuesta es una nueva apuesta por la "congelación" de las tasas e impuestos para intentar favorecer la recuperación económica

Uno de los acuerdos más importantes de cada curso político, el relativo a la modificación de las ordenanzas fiscales para el año que viene, fue posible anoche en el Ayuntamiento de Torrelavega gracias a que el equipo de gobierno (PSOE-PRC), en minoría, logró el apoyo de dos de los cuatro grupos que integran la oposición, ACPT y Torrelavega Puede. Los otros dos, PP y Torrelavega Sí, votaron en contra.

En líneas generales, la propuesta es una nueva apuesta por la «congelación» de las tasas e impuestos para intentar favorecer la recuperación económica en una ciudad muy castigada por la crisis. Fue el único punto en el orden del día del Pleno, de carácter extraordinario.

Entre las novedades, destaca una bajada del 4% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), para intentar compensar el incremento de los valores catastrales tras la última revisión. Además, se establece una bonificación del 50% para familias numerosas, siempre que el inmueble sea la vivienda habitual y su valor no supere los 70.000 euros.

También se contemplan descuentos en el Impuesto Sobre Vehículos de Tracción Mecánica, concretamente del 75% para los motores híbridos o eléctricos durante el primer año de matriculación, y del 50% para el resto de los años. Otras novedades son que la Tasa por Recogida de Basuras y Residuos Sólidos se reducirá en seis euros al trimestre a aquellos establecimientos que se acojan al servicio municipal gratuito de recogida de papel y cartón, y la Tasa por Suministro de Agua Potable y Acometidas a la Red se bonificará en la tarifa del sector primario a los ganaderos que consuman más de 100 metros cúbicos.

Débate demagógico

El debate, en el que las partes enfrentadas se acusaron de actuar con demagogia, duró hora y media. El concejal de Hacienda, Pedro Pérez Noriega (PRC), dijo que el objetivo es que la gran mayoría de los ciudadanos no paguen más con una «congelación» de la presión fiscal que «no pone en riesgo los pilares de nuestra política:servicios sociales y creación de empleo».

El edil regionalista reconoció que con la rebaja del IBI, cuyo tipo impositivo queda establecido en el 0,73%, algunos propietarios de inmuebles en el centro de la ciudad tendrán que pagar «un poco más», y en el resto de Torrelavega se dejarán de recaudar 39.000 euros. También recordó las bonificaciones para las familias numerosas y las que se establecen para los coches híbridos o eléctricos, la recogida de papel-cartón y la tasa de agua a los ganaderos.

La réplica no se hizo esperar y fue dura. Natividad Fernández, del PP, señaló que la propuesta de su grupo estaba encaminada a «bajar los impuestos y no subirlos, como reconocen ustedes». En este sentido, concretó que los propietarios de inmuebles en el centro de Torrelavega tendrán que pagar por el IBI «12 euros más, como mínimo».

El PP planteó una rebaja de este impuesto del 6%, lo que supondría una «bajada de verdad», algo que «se puede hacer, porque nosotros ya lo hicimos durante nuestra etapa de gobierno». Fernández afirmó que Torrelavega tiene el segundo IBI más caro de Cantabria, solo por detrás de Miengo, y acusó a socialistas y regionalistas de no bajar este impuesto pese a que el Ayuntamiento «tiene que destinar varios millones todos los años a amortizar créditos bancarios porque registra superávit».

José Luis Urraca, del PSOE, dijo que la presión fiscal en Torrelavega está «127 euros» por debajo de la media de las ciudades españolas de entre 50.000 y 100.000 habitantes, y que «lo importante» es que las tasas e impuestos se «congelan» y la rebaja del IBI va a suponer que «el 95% de los ciudadanos van a pagar lo mismo o menos». El edil socialista también resaltó que con las bonificaciones en otros impuestos se apuesta por el cuidado del medio ambiente y la ayuda a los ganaderos.

El portavoz de Torrelavega Sí, Arturo Roiz, denunció que el mensaje del equipo de gobierno con el IBI es «engañoso», al igual que el año pasado, puesto que en el centro de la ciudad «se pagará más». Por eso su grupo propuso una rebaja del tipo impositivo del 5%, dado que «ese dinero está mejor en el bolsillo de los ciudadanos ante la falta de proyectos municipales». También planteó una rebaja del 0,6% en el resto de tasas e impuestos, salvo el IBIy Actividades Económicas, ante «el descenso del IPC».

Iván Martínez, de ACPT, destacó que la rebaja de la presión fiscal en algunos casos era gracias a las «sugerencias» de su grupo y lamentó que la «congelación» de tasas e impuestos sea debida a que «la economía no va a mejor». David Barredo, de Torrelavega Puede, lamentó el «poco margen» que hay para revisar a la baja las ordenanzas fiscales, especialmente en lo referido a impuestos como el IBI o Vehículos.