El PP de Los Corrales se felicita de que se acaben obras "a pesar de la nefasta gestión del equipo de gobierno"

  • Afirma que el abastecimiento inaugurado esta semana es una obra que "planificó y dejo adjudicada" el gobierno de Ignacio Diego

El PP de Los Corrales de Buelna ha mostrado su satisfacción por la ejecución del abastecimiento de agua para Barros que se adjudicó en noviembre de 2014 y se ha ejecutado entre 2015 y 2016, inaugurado esta semana. "Era una obra muy necesaria para nuestro municipio y gracias a la sensibilidad del anterior Gobierno de Cantabria, presidido por Ignacio Diego, se pudo acometer el proyecto que acaba de ser inaugurado", ha dicho el concejal popular Serviliano González.

Sin embargo ha criticado que "si esta obra se ha podido llevar a cabo es porque estaba muy avanzada su tramitación, ya que la política de borrar cualquier proyecto del pasado ha sido la línea de actuación del actual equipo de gobierno municipal, de lo que nos ha dado ya sobrados ejemplos".

Según apunta el concejal del PP, "un ejemplo claro de esta línea de actuación fue en su momento la nueva cubierta del ayuntamiento, que la anterior alcaldesa y su equipo dejó proyectada, iniciado el procedimiento de adjudicación de la obra y con consignación presupuestaria, pero que sin embargo fue paralizada para cambiar el proyecto". El objetivo, según González, "no era otro que posibilitar que lo ejecutara la empresa de un miembro de la candidatura de la actual alcaldesa".

También se ha referido al proyecto de construcción del nuevo puente Ranero, "que según se ha conocido recientemente se retrasa hasta al menos 2017".

"Es realmente frustrante que esta obra no esté casi acabada cuando ya estaba incluida desde 2014 en el Plan de Carreteras para que se llevara a cabo entre los años 2015 y 2016". Añadió que "en 2015 el gobierno del PP adjudicó la redacción del proyecto por un importe de 1.838.723 euros, que debería haberse consignado en el presupuesto del Gobierno de Cantabria para 2016". Asegura que "al final y gracias a iniciativas tanto en el Parlamento como en el Ayuntamiento, impulsadas por el PP, se ha conseguido que la obra pueda llevarse a cabo a partir del año próximo, pese al voto en contra de la alcaldesa socialista y su equipo de gobierno, que decía que podía esperar porque no era necesario".

González incidió en que "otro ejemplo de esta política destructiva han sido la pérdida de subvenciones, siendo el caso más sangrante la renuncia del equipo de gobierno a 960.000 euros de subvención autonómica para la rehabilitación de las antiguas escuelas por ser un proyecto del anterior equipo de gobierno". Asegura que "no ha sido el único ejemplo, ya que también se renunció a otra subvención, en este caso de en torno a 50.000 euros, para la instalación de un ascensor elevador en el Palacio de Quintana". "Decían que no les daba tiempo a ejecutarlo en plazo, renunciaron a la subvención, y al final la obra sin hacer, un claro ejemplo de mala gestión y desinterés por luchar por los intereses del municipio", señaló el concejal del PP.

Terminó declarando que "mientras otros nos esforzamos cuando tuvimos responsabilidades en el gobierno municipal en atraer inversiones que mejorasen tanto el aspecto del municipio como los servicios a sus vecinos, además de generar empleo, el actual equipo de gobierno ha preferido centrar sus esfuerzos en borrar del mapa todo lo anterior", concluyó.