PP pide medidas urgentes para reducir la población de palomas en Torrelavega

Alimentar a las palomas está totalmente prohíbido, recuerdan los populares
Alimentar a las palomas está totalmente prohíbido, recuerdan los populares / M.MIELNIEZUK
  • Los populares señalan que la proliferación de estas aves "está acabando con la paciencia de los vecinos" y genera "una situación insoportable"

El grupo del PP en el Ayuntamiento de Torrelavega ha reclamado al equipo de gobierno PSOE-PRC que tome las medidas oportunas, "con decisión y sin complejos", para reducir las molestias que ocasiona la proliferación de palomas en los parques, espacios público y en los edificios de la ciudad.

En un comunicado, el concejal popular Francisco Trueba explica que la actual situación "está acabando con la paciencia de los vecinos", ante lo que considera "pasividad" de la Concejalía de Medio Ambiente y de su titular, José Luis Urraca, a pesar de las "constantes quejas" de los ciudadanos.

A su juicio, el problema ha llegado a un extremo "donde ya la situación es insoportable" debido a que cada vez la población de palomas es más grande en Torrelavega, lo que produce "muchos daños al patrimonio", deteriorando esculturas u ornamentaciones.

Además, detalla que las palomas "generan problemas de insalubridad" por los excrementos en aceras que, a su juicio, hacen "intransitables" estos pasos.

En este sentido, Trueba se refiere también al problema que suponen para las repisas de las ventanas, la ropa en los tendales o los coches, además de recordar que las palomas "son transmisoras de más de 40 enfermedades".

Según apunta, "hay motivos suficientes" para exigir al concejal de Medio Ambiente que "coja el toro por los cuernos", y que "haga frente a este problema al que tenemos que poner coto de una vez por todas".

Trueba recuerda a Urraca, que no es la primera vez que desde el PP se pide buscar soluciones a los vecinos con el problema de las palomas, aunque hasta ahora "lo único que hemos obtenido ha sido la callada por respuesta, tras nuestra denuncia a principios del pasado mes de julio", afirma.

Por ello, el PP pide colaboración a los vecinos recordándoles que alimentar a las aves está "totalmente prohibido", una costumbre que, para Trueba, contribuye a la existencia de una gran población de palomas en algunas zonas.