El matadero de Torrelavega necesita una inversión superior al millón de euros

Una de las salas del matadero municipal de Torrelavega ubicado en Barreda.
Una de las salas del matadero municipal de Torrelavega ubicado en Barreda. / Luis Palomeque
  • Un informe de la dirección recuerda al Gobierno que la última reforma se hizo en 2005 y no afectó a toda la maquinaria e instalaciones

El matadero municipal de Torrelavega requiere de una inversión superior al millón de euros si quiere seguir ofreciendo un servicio de calidad y con las mejores garantías. Así lo constata un informe elaborado por la dirección del centro ubicado en Barreda en el que se recuerda al Gobierno de Cantabria que «la última gran reforma realizada en estas dependencias se hizo en 2005 y no afectó a todos los equipos e instalaciones» que funcionan en el matadero desde su apertura en 1989. Es decir, hay maquinaria y equipos que no han sido renovados desde hace más de 25 años.

La situación de «abandono» del matadero municipal ha recobrado protagonismo tras una petición de todos los grupos del Parlamento de Cantabria en la que instan al Ejecutivo a que invierta en la reforma y acondicionamiento de este centro, que además el único de gestión pública en la región.

La dirección del matadero de Barreda se encargó de realizar un estudio de mejoras de los equipos, maquinaria e instalaciones existentes con fotos incluidas que sirvieran de ayuda a la Administración de cara a conocer las necesidades del centro y las posibilidades de inversión. En el mismo informe la dirección señala que todas las mejoras solicitadas, tanto en instalaciones como en equipos y maquinaria han sido ejecutadas y entregadas por el propio Gobierno regional en los mataderos de Reinosa y Liébana, «sin cargo alguno para el Ayuntamiento de Reinosa o la Mancomunidad de Liébana». También agrega que existía un proyecto de presupuestos para este año del Ejecutivo que luego se ha aprobado con inversiones para los mataderos de Reinosa –gestionado por una empresa privada– y de Liébana –actualmente cerrado por cese de la actividad de la empresa concesionaria– por un importe de 50.000 euros para cada uno, «olvidándose de nuevo de cualquier ayuda para el de Torrelavega». Las mejoras solicitadas en el estudio presentado por la dirección del servicio municipal del matadero de Barreda son en la mayoría para la sustitución de instalaciones, equipos y maquinaria que «tienen hasta más de 25 años de antigüedad».

En este sentido, recuerda que la última reforma se hizo en 2005, sin que se renovaran todos los equipos y máquinas. Sin embargo, en los últimos años no se ha contemplado ninguna partida en inversiones dentro de los presupuestos cuando el informe subraya que «es necesario invertir para prestar un servicio de garantías y que sirva para que los clientes no se vayan a otros mataderos con mejores dotaciones».

El documento, de seis folios, recoge que, a pesar de la falta de inversiones, el servicio prestado cumple con la normativa sanitaria aplicable ya que «se trata de mejorar equipos que se han quedado obsoletos o instalaciones como es el caso de la zona de cuadras que cumple con el bienestar animal pero que se ha quedado anticuada y poco funcional después de 25 años y con el riesgo de sufrir un percance en el manejo de los animales al tratarse de boxes grandes y no individuales».

«Sin ayudas»

El estudio se acompaña de un listado con las necesidades para la mejora del matadero y el importe estimado de cada una de ellas. Una suma superior al millón de euros, en concreto 1.362.720 euros –sin incluir el IVA–. Ello acompañado de una lista reducida de inversiones, las que se califican como «más urgentes» y que se aproximan a una partida de 50.000 euros. Por poner un ejemplo, solo la demolición de la cuadra y la construcción de una nueva supondría 110.000 euros, y la reforma de la sala de despiece anexa al matadero supera el medio millón.

Cualquiera de estas cantidades se encuentran muy por debajo de las partidas desembolsadas por el Gobierno cántabro en la construcción del matadero de Reinosa –6.380.000 euros– y el de Liébana –3.500.000 euros– y teniendo en cuenta que las instalaciones de Torrelavega, servicio municipal dependiente del Ayuntamiento, solo ha recibido del Ejecutivo en sus trece años de gestión municipal algo más de 98.000 euros y «nunca» ha recibido ayuda alguna a la gestión como «sí han recibido en Reinosa y Liébana».

Desde el Ayuntamiento torrelaveguense, el concejal de Economía y Hacienda, Pedro Pérez Noriega, reconoce que hay disposición por parte del Gobierno regional para llevar a cabo mejoras en el matadero municipal. Tras la aprobación de la moción presentada por todos los grupos en el Parlamento, el Ejecutivo se ha comprometido a adelantar en 2017 una partida de 100.000 euros para este proyecto.