Los vecinos de El Impulsor reclaman paso para el camión de los bomberos

Eladio Gutiérrez y Roberto Ortiz muestran la estrechez de los viales de acceso a la colonia El Impulsor.
Eladio Gutiérrez y Roberto Ortiz muestran la estrechez de los viales de acceso a la colonia El Impulsor. / Luis Palomeque
  • Denuncian que el vehículo no puede acceder a la colonia en caso de incendio por la estrechez de los viales

Los vecinos de la colonia El Impulsor, de Sierrapando, están preocupados porque el camión de los bomberos no puede acceder al barrio en caso de incendio por la estrechez de los viales. Así se lo han comunicado al Ayuntamiento de Torrelavega, que achaca más el problema a los coches mal aparcados que dejan los propios residentes en las 70 viviendas afectadas, aunque no se niega a buscar una solución consensuada.

Eladio Gutiérrez y Roberto Ortiz, presidente y secretario, respectivamente, de la Asociación de Vecinos Ara del Dobra, dicen que es un tema «delicado», puesto que ya se han registrado algunos incendios en las viviendas en los que se evidenció la falta de acceso para el camión de los bomberos. «En uno de ellos -explican- pudieron aparcar el camión en la acera de una calle que no tiene salida y en el otro tuvieron que apagar el fuego con extintores, pero si se produce un incendio gordo, en el que se precise hasta la autoescala, no podrán girar en la esquina y se puede producir una tragedia».

La colonia, construida a mediados del siglo pasado, está situada entre dos centros educativos y tiene un solo acceso por el que «ni siquiera han podido pasar ambulancias grandes». «Tuvieron que sacar al enfermo en camilla hasta la salida -señala Roberto Ortiz- porque primero te encuentras con el problema de entrar y después con el de dar vuelta. Salir marcha atrás es complicado».

Los dirigentes vecinales lamentan el «poco caso» que les ha hecho el concejal de Seguridad, Pedro Pérez Noriega, con quien dicen haberse entrevistado en dos ocasiones, aportando las firmas de los afectados. Indican que ellos no son quienes para ofrecer soluciones al problema, que «para eso están los técnicos municipales», aunque quizá se resuelva con la expropiación de parte de un terreno para «redondear» la esquina en la que «no pueden girar los vehículos grandes».

A Eladio Gutiérrez y Roberto Ortiz les sorprende que el Ayuntamiento ni siquiera haya instalado hidrantes en El Impulsor. «El día que se registre un incendio grande, esta colonia va a ser como una ratonera, no van a quedar ni los rescoldos. Hay otros lugares en Sierrapando en los que tampoco puede entrar el camión de los bomberos, pero este es el más preocupante», concluyen.

El concejal de Seguridad dice que se ha personado en el lugar y que quizá el mayor problema le originen los propios residentes al aparcar mal sus vehículos. Según él, no es una zona conflictiva «a nivel operativo», salvo durante las entradas y salidas de los colegios. No obstante, Pérez Noriega ofrece una posible solución: «Primero nos tienen que ceder los viales, que son privados, y después cabría la posibilidad de hacer una especie de circuito cerrado a partir de la calle que no tiene salida».