Los hosteleros exigen una ordenanza "menos restrictiva" para las terrazas

Terrazas de una cafetería en una de las calles peatonales del centro de la ciudad.
Terrazas de una cafetería en una de las calles peatonales del centro de la ciudad. / Luis Palomeque
  • Consideran que dejar las mesas y las sillas recogidas en la calle "no molesta a los vecinos, ni supone un daño estético para la ciudad"

Los hosteleros siguen en pide de guerra contra la nueva ordenanza de terrazas que el Ayuntamiento quiere aprobar en el próximo Pleno. El gremio en la capital del Besaya ha hecho el suyo el dicho "la unión hace la fuerza" y estos días recogen firmas para exigir al Consistorio una normativa "menos restrictiva" respecto a las terrazas, ya que algunas de las medidas de la nueva ordenanza, alertan de que "puede poner en riesgo la continuidad de algunos negocios". Tras una reunión en la que participó la gran mayoría de empresarios del sector, acordaron registrar un escrito ante el Ayuntamiento para defender sus intereses.

El delegado en Torrelavega de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria, José María Bueno, destaca que los tres puntos de la ordenanza que más preocupan a los empresarios son las sanciones, la publicidad y la recogida de las terrazas, contra los cuales van dirigidas tanto las alegaciones que se presentaron hace unos meses como la recogida de firmas. En cuanto a las sanciones, se solicita el apercibimiento como elemento básico en situaciones que no revistan "mucha gravedad" y la reducción de sus importes ya que la situación del sector, la facturación y los márgenes comerciales con los que trabaja el sector hostelero, pueden llevar a situaciones de "gran desproporción".

Asimismo, José María Bueno subraya la necesidad de resolver la obligación de tener que recoger cada día toda la terraza, ya que "en el Ayuntamiento no son conscientes de la dificultad que acarrea meter mesas y sillas en un establecimiento", de ahí que se solicite la exclusión de la norma la obligatoriedad de recoger los veladores dentro del local, ya que "muchos no tienen sitio y además entendemos que las mesas y sillas recogidas en la calle no es una molestia para os vecinos, ni supone un daño estético para la ciudad".

Representante de los hosteleros

Según el representante de los hosteleros y propietario del Café Sajonia, "muchos establecimientos no disponen del espacio o personal necesario para retirar la terraza", y por ello sugiere que, se permita apilar la terraza fuera del local "de forma ordenada y permitiendo el paso a los viandantes y los servicios de limpieza". Esteban Díaz, de la cafetería Brasil, considera que la normativa "no está clara" y "hay muchas preguntas en el aire", aunque coincide con el resto de compañeros del gremio en que "lo de las multas es excesivo y abusivo, y lo más adecuado sería apercibir antes de imponer sanciones económicas". "Lo único que planteamos es que nos dejen trabajar porque además yo en mi caso celebro más de 60 eventos al año y con ello se contribuye a dinamizar el comercio en la ciudad, y sin embargo desde el Ayuntamiento se limitan a poner cada vez más trabas", agrega.

Otra de las quejas del colectivo se centra en la publicidad de los elementos de las terrazas, ya que la nueva norma prohíbe que mesas y sillas contengan la marca del proveedor que las suministra. Los empresarios recuerdan que la economía del sector "no puede permitirse el lujo" de prescindir de estas ayudas ante "tanta agresividad de la competencia ilegal que está invadiendo todas nuestras actividades".

También reclaman la adaptación de la normativa a la «realidad» ya que tal y como está planteada, podría suponer la desaparición de terrazas, de negocios y de puestos de trabajo. La campaña de recogida de firmas se desarrollará hasta el viernes, 25 de noviembre, y, una vez concluida, se presentarán las rúbricas recabadas, junto con un escrito, al Ayuntamiento.

Por su parte, el concejal de Hacienda y Seguridad Ciudadana, Pedro Pérez Noriega, explicó que la normativa aún por aprobar "podría incluir algún cambio" en el apartado que corresponde a las sanciones. "Los hosteleros nos han pedido que incluyamos, por escrito, la posibilidad del apercibimiento antes de multar, algo que vamos a analizar con los grupos municipales sin embargo las multas y su cuantía no se van a modificar", apuntó. En cuanto al mobiliario, dijo que el objetivo es que el mayor número posible de terrazas no se apilen en la calle, y que mesas y sillas se puedan recoger en el propio local o uno anexo.