Marcos González, cocina de altura

fotogalería

Sergio Coco, Vicente Martín, Marcos González, EnriquePérez, Nacho Cobo y César Mazo

/ Luis Palomeque

  • El joven chef se proclama campeón nacional en la última jornada del III Congreso Cocinart de Torrelavega

El chef Marcos González, del restaurante Azabache en Mompía, se proclamó ayer en Torrelavega campeón nacional de cocineros. Su plato: un San Martín, acompañado de algas simulando una roca, crema de judía verde de temporada y guarnición de tiramisú marino y timbal de pan de churros con boletus y langostinos, más tierrita de aguas y espuma de níscalos. En segundo lugar quedó el torrelaveguense Nacho Cobo, del restaurante La Casuca, llevándose el tercer premio, Vicente Martín, de Sofraga Palacio, de Ávila. Se repartieron 500, 200 y 100 euros, respectivamente y trofeos.

La celebración del III Campeonato Nacional de Cocineros Makro Ciudad de Torrelavega fue uno de los actos principales del congreso que clausuró por la tarde el presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla y el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero. Un brillante cierre para una actividad que, durante los últimos días, ha convertido a la ciudad en capital gastronómica regional y nacional, con la participación de chefs, algunos de ellos estrellas Michelín, y médicos nutricionistas y productores, entre otros representantes de este sector. Este tercer congreso, que comenzó el domingo día 20, ha vuelto a ser un éxito, también de público asistente, principalmente alumnos de hostelería de las escuelas de Cantabria.

Entre platos, se la jugaron

En cuanto al Concurso Nacional de Cocineros Makro Ciudad de Torrelavega, que se celebró en la Carpa Aldro de la Plaza Baldomero Iglesias, compitieron seis finalistas. Enrique Pérez (Santa Marina, La Revilla) elaboró un bacalao con guiso de pollo picasuelos y crestas. César Mazo (La Taberna del Herrero, Santander), presentó una codorniz rellena con crema de caricos montañeses y salsa de ajo negro. Le acompañó su ayudante Novel Lobato. Vicente Martín (Sofraga Palacio, Ávila), defendió, junto a su ayudante Daniel Jiménez, un osobuco de atún con falso tomate, mahonesa de placton y tierra de panceta. Nacho Cobo (La Casuca, Torrelavega) hizo un pastel de codorniz escabechada sobre tierra de castaña y trigo, con fuá, gelatina de boletus, espuma de líquidos y huevo de codorniz estofado acompañado de galleta de sobao.

Le ayudó José Antonio Crespo. Marcos González (Azabache, Mompía) trabajó en un San Martín, con roca elaborada con algas, acompañado de una crema de judía verde de temporada, más guarnición de tiramisú marino y timbal de pan de churros con boletus y langostinos, más tierrita de aguas y espuma de níscalos. Todo ello ayudado por Pedro Fuentevilla. Y Sergio Coco (Trapería La Navilla, Salamanca) optó al premio con un carpaccio de fresa ahumada con romero, canela, tomillo, cesta de tomate rojo y riñones, con una vinagreta de manzana en ósmosis, en su propia vinagreta y polvo de tomate y jamón.

El jurado estuvo integrado por Javier Hernández de Sande, presidente de la Asociación Cántabra de Gastronomía; Andrés Gandarillas, José Luis Ungidos, Paz Abilleira y Yeyo Rubín Celis.

No fue hasta la clausura del certamen que se conocieron los nombres de los ganadores y se entregaron los premios. También fue el momento de las menciones especiales, una de ellas a los niños de Master Chef Junior, que abrieron el congreso el pasado domingo con un ‘desafío’ con escolares como público. Y también se tributó homenaje póstumo al popular cocinero cántabro José Luis González, entre otras distinciones de la organización.