Los joyetos vuelven a casa por Santa Eulalia

  • Décima edición del encuentro de los nacidos en Santa Olalla

Los joyetos vuelven a casa por Santa Eulalia, como llevan haciéndolo desde hace muchos años. Los nacidos en el pequeño pueblo de Santa Olalla, en Molledo, vuelven a reunirse este sábado en lo que será ya la décima edición de un encuentro al que asisten los actuales vecinos del pueblo y aquellos que residen en otros lugares de toda la geografía nacional, e incluso descendientes de las muchas personas que el siglo pasado emigraron a América.

Los organizadores no cejan en señalar que se trata de "una convivencia con la que queremos aunar las gentes que viven en el pueblo y los que están vinculados a él y viven fuera, naturales o descendientes".

La primera cita oficial tuvo lugar hace 10 años, "como homenaje a nuestros amigos fallecidos, con los que habíamos compartido tantas romerías de entonces". En la primera edición se planteó la organización de una Santa Misa en recuerdo de los fallecidos y una comida de hermandad. Se preparó entre una veintena de amigos y terminaron apuntándose el doble, 40.

Así hasta este año, solo hombres porque eran los que entonces compartían juntos las romerías. Pero claro, eso provocó una sana envidia entre las mujeres, y aquel mismo año organizaron una reunión, como viene sucediendo desde entonces, los hombres en invierno, ellas en la primavera.

Fernando Silió, uno de los organizadores, adelantó que se espera la participación de cerca de un centenar de joyetos "de corazón y alma", llegados de muchas comunidades autónomas, desde Castilla y León, País Vasco o Madrid y Cataluña.

El programa comenzará con una Santa Misa por los amigos fallecidos a la una del mediodía en la iglesia de Santa Olalla. Sobre las 14.30 horas todos se trasladarán a un comedor de la zona a poner sobre mesa y mantel sus recuerdos.

Temas