El Ferial se convierte en un mercadillo de segunda mano

fotogalería

Los expositores llenan los 4.000 metros cuadrados disponibles en el Mercado Nacional de Ganados. / Antonio 'Sane'

  • Más de 150 expositores, algunos procedentes de otras regiones, participan en la quinta edición del certamen del reciclaje y consumo responsable

Discos, libros, muebles, animales disecados, juguetes, armas, botellas, candelabros, cerámica... De casi todo y a precio reducido. La idea que se impulsó en los peores años de la crisis con lemas como 'reduce, economiza, ahorra, intercambia, reutiliza...' ha calado hondo en Torrelavega. La quinta edición de la Feria del Reciclaje y Consumo Responsable llena este fin de semana los 4.000 metros cuadrados disponibles en el Mercado Nacional de Ganados y lo hace con más de 150 expositores, algunos procedentes de otras regiones.

El certamen, también denominado 'Recíclate', se ha convertido en el mayor mercadillo de segunda mano de Cantabria. Además, fomenta la movilidad sostenible con actividades complementarias que tienen como protagonista a la bicicleta: taller de reparación, circuitos de seguridad vial y triciclos, tiovivo que gira con bicicleta estática... La feria concluye hoy, domingo, con horario de 10.00 a 20.00 horas. El precio de la entrada es de un euro (entran gratis los menores de 12 años y los que acuden en bicicleta).

El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, presidió ayer el acto de inauguración y destacó que la iniciativa "se va consolidando", con la presencia de numerosos expositores y gran variedad de artículos. "Merece la pena darse una vuelta por aquí. Todo el mundo puede encontrar algo que le guste y disfrutar un rato", afirmó. El organizador, el empresario Germán Busqué, dijo que la cultura de "reutilizar las cosas" va echando raíces en la población y confirmó el "récord de participación" en esta edición, en la que se presenta un nuevo colectivo, la Asociación Recíclate Ya, que colabora con la feria.

"Un poco de todo"

Un vecino de Cabezón de la Sal, Jairo, participa en el certamen con un puesto en el que vende "un poco de todo y para todas las edades". No es la primera vez que acude a la feria, porque "es de lo mejor que hay en Cantabria". Actúa por afición, cada vez que tiene un fin de semana libre. "Me gusta y además es una ayuda", confiesa. Jairo y su novia, que le acompaña, pagan al organizador 35 euros por tres metros cuadrados. En su stand hay juguetes, discos, animales disecados...

Carlos, de Santander, exhibe placas y llaveros de época del mundo del motor, entre otros objetos que siguen "la línea vintage". Él es aficionado, tiene una colección y acude a la cita, principalmente, para "financiarla". Suele participar en las ferias de vehículos clásicos y reconoce que la Feria del Reciclaje de Torrelavega "es la mejor de largo de las que se hacen en Cantabria, por número de expositores, la calidad de los artículos y la gente que viene a verla".

Otro expositor, Chema, pone a la venta "libros y un poco de todo, quincallería". Entre los libros destacan "los antiguos y descatalogados". Para él es un "pasatiempo" que le ha llevado a acudir por primera vez a la feria de Torrelavega, de la que le han hablado "muy bien".

Entre los visitantes se encuentra José Luis Urraca, concejal de Medio Ambiente, que no pierde la oportunidad de "ver un montón de cosas que a algunas personas ya no les sirven, pero otras podemos encontrarle una utilidad". "En esta feria se puede encontrar de todo y a muy buenos precios", afirma.