El alcalde de Santillana del Mar asegura que no se modificará el acceso al casco antiguo de la villa

Aparcamiento en Santillana del Mar.
Aparcamiento en Santillana del Mar. / Javier Rosendo
  • Isidoro Rábago (PSOE) pide "tranquilidad y comprensión" a los vecinos respecto al cambio de gestión de los aparcamientos

El alcalde de Santillana del Mar, Isidoro Rábago, pidió "tranquilidad y comprensión" a los vecinos, en referencia al cambio en la gestión de los aparcamientos, que supondrá el cobro durante todo el año por estacionar. Así, alegó que "todos los cambios requieren un proceso de adaptación" y aseguró que los problemas que surjan se irán subsanando. "Permaneceremos vigilantes con la gestión que realice la emperra adjudicataria por si son necesarias modificaciones en el servicio", explicó.

En la misma línea, Rábago dijo que "la relación con la empresa responsable de la gestión, "es de absoluta colaboración" y explicó que "están abiertos a todas las modificaciones que sean necesarias tanto en la gestión como en el servicio para beneficio del propio consistorio y de los vecinos". Respecto al nuevo régimen de gestión del servicio de aparcamiento, el alcalde insistió en que se trata de una medida necesaria que ha sido estudiada en profundidad teniendo en cuenta los condicionantes que hay que cumplir y que impiden que la gestión sea municipal como hasta el momento.

"La ley nos impide contratar personal para desarrollar la gestión del servicio de aparcamientos, nosotros ya no podemos contratar; nos gustaría, pero la ley lo prohibe tajantemente", incidió el regidor, que mencionó que la empresa responsable "va a aportar una cuantía importantísima al Ayuntamiento que supera los 100.000 euros".

Sobre el cierre del casco histórico al tráfico, concretó que la medida se tomará en "momentos puntuales y por lo demás, continuará como hasta ahora". Además, dice que los bolardos que servirán de cierre fueron instalados en las entradas del casco antiguo de Santillana hace más de diez años y estaban destinados a regular el tráfico en la zona más sensible de la villa. "Van a permanecer tal y como hasta ahora, es decir, bajados, y con un acceso al casco antiguo, como el que está en vigor actualmente", comentó.

Sin alteraciones

En definitiva, Rábago aseguró que va a hacer "todo lo posible para que los vecinos y empresarios de Santillana no vean alterado su día a día". De hecho, confirma que se van a establecer tiempos de carga y descarga".

Además, el alcalde reiteró que la presencia de Santillana del Mar tanto en el club de pueblos más bonitos de España como en el club de pueblos más bonitos del mundo "obliga a cumplir una serie de requisitos". Entre esos requisitos se encuentra la regulación del aparcamiento en el casco urbano de la villa, así como la limitación del tráfico rodado en el interior del casco histórico.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate