Viaje a la época del Beato de Liébana

Una de las obras de José Ramón Sánchez sobre los comentarios al Apocalipsis de Beato de Liébana que se pueden ver en el IES Marqués de Santillana.
Una de las obras de José Ramón Sánchez sobre los comentarios al Apocalipsis de Beato de Liébana que se pueden ver en el IES Marqués de Santillana. / Luis Palomeque
  • El Año Santo Lebaniego centra las actividades de la decimocuarta edición de la semana cultural que celebra el Instituto Marqués de Santillana

El significado y la trascendencia social y religiosa del Año Santo Lebaniego ha centrado las actividades de la decimocuarta edición de la semana cultural y del medio ambiente que han desarrollado alumnos y profesores del Instituto Marqués de Santillana de Torrelavega.

Las actividades se desarrollan bajo el título ‘1.200 años después del fin del mundo’ y en ellas se pretende poner énfasis en la figura histórica de Beato de Liébana y su más importante obra, ‘Comentarios al Apocalipsis’, así como en la trascendencia que la misma ha tenido durante varios siglos.

El director del centro, José Nicasio Gutiérrez, explica que la elección del Año Santo Lebaniego se debe a la pretensión de reflexionar sobre el contexto histórico en el que surgió la obra de Beato y su relación con el monasterio de Santo Toribio y de indagar sobre la vigencia en las sociedades actuales de conceptos como milenarismo y distopía. En este sentido, las actividades de la semana cultural se estructuran en torno a cuatro grandes ámbitos, destacando la reflexión sobre los conceptos de milenarismo y distopía en las sociedades contemporáneas, para lo cual se han organizado talleres como el titulado ‘Torrelavega 100 años después’ y en el que han participado los alumnos durante esta semana.

El segundo objetivo es conocer el mundo medieval y la obra de Beato de Liébana con talleres como la elaboración de vidrieras, la recreación de un scriptorium como el que pudo existir en Santo Toribio, y una exposición con cuadros del pintor José Ramón Sánchez inspirados en los comentarios al Apocalipsis de Beato. Sobre la exposición, el profesor y exconsejero de Cultura, Javier López Marcano, señala que las obras pertenecen al libro ‘Visiones del siglo XXI’, de Editorial Valnera, publicada en el año 2006 con motivo del anterior Año Santo Lebaniego. "La idea es que los jóvenes se acerquen a la obra y a la época del Beato de Liébana", apunta.

La muestra cuenta con una réplica del monasterio de Santo Toribio de Liébana

La muestra cuenta con una réplica del monasterio de Santo Toribio de Liébana / Luis Palomeque

El centro también pretende promover la conservación del medio ambiente con talleres sobre reciclado y juegos de concienciación medioambiental. El jefe de estudios, Roberto Vázquez, destaca que el cuarto objetivo de las actividades es mejorar la percepción que los adolescentes tienen de sí mismos y de su futuro, para lo que se proponen diferentes talleres y ponencias organizadas por el departamento de Orientación, el Programa de Salud y el de Mediación. Como en ediciones anteriores, el programa de actividades se abrió con una ponencia inaugural el lunes, impartida en esta ocasión por el consejero de Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, sobre el Año Jubilar Lebaniego.

El grueso de actividades, talleres y ponencias se concentraron el martes, destacando la participación en su desarrollo de entidades y asociaciones ajenas al centro que ese día los visitaron para compartir sus experiencias y conocimientos.

La clausura contó con la asistencia del presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, así como con el cantante Nando Agüeros, que interpretó la canción ‘Viento del Norte’. Esta canción estuvo también interpretada en su versión latina ‘Borealis Ventus’ por los alumnos de Bachillerato del instituto. Sobre esta última jornada, López Marcano subrayó el esfuerzo que han hecho los alumnos que integran el coro –alrededor de cuarenta– y cuyas voces dijo "suenan muy bien, sobre todo muy dulce, gracias a la notable participación de voces femeninas". "Les ha gustado mucho y desde el principio se han sentido muy identificados con la iniciativa", señala. Un coro creado para la ocasión y con cuya actuación se puso fin a los actos, aunque la exposición permanecerá abierta.