Los trabajadores de Nissan llenan las despensas de Cáritas durante el verano

Arrey y Tezanos entregaron el donativo a la directiva de Cáritas Parroquial
Arrey y Tezanos entregaron el donativo a la directiva de Cáritas Parroquial / Nacho Cavia
  • Entregan un donativo de 5.000 euros a la institución en Los Corrales de Buelna con los que comprar alimentos hasta agosto

Los trabajadores de la planta Nissan de Los Corrales de Buelna han salvado el verano de más de un centenar de familias sin recursos de la localidad, con un donativo de 5.000 euros a Cáritas Parroquial que permitirá comprar alimentos hasta agosto, como reconoció el presidente de la institución, Ramiro Pérez.

La Asociación Cultural y Deportiva Trabajadores de Nissan entregó a la junta directiva de Cáritas en su sede corraliega una cantidad que "responde a la gran labor que desempeñan a lo largo de todo el año", explicó el secretario de la asociación donante, Miguel Ángel Arrey, encargado de entregar la cantidad a Ramiro Pérez junto al presidente de ese colectivo de trabajadores, José Manuel Tezanos. Recordó que ya en diciembre se entregaron lotes especiales y entonces hablaron de la posibilidad de hacer su donativo económico en una época de mayor necesidad. Ahora, pasado el 'furor' de la campaña de Navidad, donde los donativos y aportaciones son más abundantes, Cáritas empieza a tener que aprovechar recursos propios, con lo que los 5.000 euros "permitirán comprar alimentos hasta agosto" sin acudir a esos fondos, según explicó el presidente de la organización corraliega. Compra que se realiza en establecimientos de Los Corrales de Buelna, otro de los objetivos del donativo de los trabajadores de Nissan, que repercuta en el comercio de la localidad.

Son unas 110 familias las atendidas a diario por Cáritas Parroquial, cerca de 500 personas en las que en lo que va de año la institución se ha gastado unos 10.000 euros. Tras la "muy buena" campaña de Navidad las aportaciones se han ido terminando y a mitad de año ya se tienen que utilizar los recursos propios, pero, de momento, gracias a los trabajadores de Nissan, podrán reservar esos recursos hasta agosto.

Ramiro Pérez reconoce que se notan los planes de empleo y que cuando terminan muchas personas vuelven a requerir su ayuda. De las 110 familias atendidas, unas 30 son del norte de África, otras 20 del Este de Europa y la gran mayoría del resto españolas, con prevalencia últimamente de familias rotas que requieren una ayuda urgente.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate