Virgen Grande

Torrelavega gastronómica

Numeroso público llena estos días de fiesta las terrazas de Torrelavega.
Numeroso público llena estos días de fiesta las terrazas de Torrelavega. / Luis Palomeque
  • Confían en el tirón del último fin de semana de La Patrona, en el que se concentran gran parte de las actividades

  • Los hosteleros se muestran satisfechos tras el arranque de las fiestas patronales

Las fiestas de Torrelavega suponen un aumento de ventas para muchos sectores, que aprovechan estos diez días para engalanarse y ofrecer su mejor imagen. Miles de personas salen a la calle para disfrutar de un programa marcado por la participación ciudadana. Pero el gran protagonista es, sin duda, el sector hostelero. Pese a que la crisis por la que atraviesa la ciudad provoca que el ánimo no sea el mejor de los últimos años, los torrelaveguenses no se quedan en casa y los hosteleros lo notan. «El primer fin de semana ha supuesto el despertar del letargo de la población. Parece que nuestra Patrona, la Virgen Grande, nos ha ayudado a que la ciudad esté viva». Son palabras del hostelero Nacho Cobo, propietario de 'La Casuca', que asegura que la gente «tenía ganas de salir y olvidar tantas penurias». Cobo destaca que, pese al mal tiempo, «la afluencia de gente ha sido muy positiva, salvo en algunos ratos en los que ha llovido más». Sobre la situación por la que atraviesa la ciudad, asegura que en el sector «había mucho temor por todo lo que rodea a la ciudad, pero la afluencia ha sido fantástica».

Alejandro Gutiérrez, propietario del restaurante 'Al Natural' afirma que el primer fin de semana de fiestas «ha sido muy bueno para nosotros. Esperamos que siga siendo así y que el tiempo nos acompañe». Y es que del tiempo dependerá en gran medida el resultado de estas fiestas en el sector hostelero: «Esperemos que a partir del jueves y hasta el domingo la cosa vaya bien».

Una de las zonas más concurridas estos días es el Bulevar Demetrio Herrero. Allí tiene su negocio -el 'Café Mundial'- Fernando Tovarro, que opina que la situación ha empeorado respecto a otros años: «El primer fin de semana ha sido malo, por el tiempo, en parte, y por la falta de dinero. Así todo, el tiempo es un factor importantísimo, -insiste-, es anticrisis».

Tina Campillo, del 'Café Murano', también situado en el Bulevar, afirma que «el domingo ha sido flojo por la lluvia. Creo que el fin de semana que viene será bueno si el tiempo acompaña».

Feria de Día

Por su parte, la Feria de Día de Torrelavega continúa instalada en la Plaza de La Llama y en Pablo Iglesias. La actividad del fin de semana se ha visto también afectada por la lluvia, pero, aún así, los hosteleros dan el aprobado. Iván Blanco, propietario de 'El Rincón de la Coral', que tiene su caseta instalada en La Llama, afirma que a pesar de que el viernes fue «flojo», el fin de semana «compensó, sobre todo el sábado». La fiesta continúa.