El alcalde de Torrelavega ordena un informe sobre presuntas irregularidades en el Concha Espina

El alcalde de Torrelavega ordena un informe sobre presuntas irregularidades en el Concha Espina
Luis Palomeque

Esta decisión de Cruz Viadero se produce en respuesta a la petición unánime al equipo de gobierno PSOE-PRC y de los cuatro grupos de la oposición en el Ayuntamiento

EFETorrelavega

El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, ha ordenado que se elabore un informe detallado que aclare las supuestas irregularidades detectadas por un técnico municipal en la celebración de eventos y galas benéficas en el Teatro Concha Espina con anterioridad a abril de 2016.

A través de una providencia de Alcaldía, Cruz Viadero pide a la Jefatura del departamento de Cultura que «concrete y detalle» en un nuevo informe las supuestas irregularidades, con mención expresa a las fechas de celebración de los actos, e identificando a organizadores y participantes en cada uno de ellos.

Fuentes municipales han explicado a Efe que esta decisión del alcalde es su respuesta a la petición unánime al equipo de gobierno PSOE-PRC de los cuatro grupos de la oposición en el Ayuntamiento, para que se aclarasen las supuestas irregularidades detectadas por un técnico municipal. Esta petición planteada el pasado noviembre se ha reiterado en varias ocasiones hasta ahora, ya que el técnico municipal rechazaba detallar los nombres de los organizadores según la Ley de Protección de Datos y hasta no tener por escrito una orden de Alcaldía para dar cuenta de estos detalles.

La existencia de supuestas irregularidades se conoció el pasado mes de abril cuando el técnico responsable del teatro alertó de que algunos organizadores de eventos y galas estaban utilizando el apelativo «benéfico» para obtener la exención de tasas por el uso de las instalaciones, que tienen un coste para las arcas municipales.

Además, puso de manifiesto que algunos de los ingresos por la venta de entradas de estas galas iban a cuentas bancarias de particulares y no de las entidades supuestamente beneficiadas, e incluso que éstas recibían donaciones por importes que, en algunos casos, eran inferiores al 20 % de lo recaudado.

Tras el primer informe del técnico, el Ayuntamiento decidió en abril poner en marcha la primera regulación sobre las condiciones en que se celebran galas benéficas en instalaciones municipales, en especial en el teatro, para aplicar un mayor control y evitar su utilización comercial.

La primera medida contemplada en la normativa es que las entradas para estas galas solo se podrán vender a través de canales oficiales, que serán las propias taquillas del teatro y la web www.giglon.com, la misma que se utiliza para la venta de localidades para la programación cultural.

En aquel momento, la concejal de Cultura, Cristina García Viñas, aseguró que con este nuevo sistema se pretende «poner orden» en las condiciones de celebración de estas galas, así como conocer los ingresos que se producen y el destino de estos fondos para asegurar el derecho a la información de todos los ciudadanos.

Además, la norma incluye también un nuevo sistema de petición y concesión del uso de las instalaciones del teatro, de forma que desde ahora las solicitudes deberán ser tramitadas por la asociación benéfica destinataria de los fondos que se pretenden recaudar y no como hasta ahora por los promotores de la gala.

Pese a estos cambios, los grupos de la oposición han seguido reclamando poder conocer todos los detalles de las supuestas irregularidades, entre ellas los nombres de las personas o entidades organizadoras de eventos que podrían estar implicados, con el fin de depurar las responsabilidades que sean precisas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos