Aparcar entre charcos y socavones

Las quejas de los vecinos y usuarios se multiplican por el mal estado de los estacionamientos públicos en Torrelavega

Aparcar entre charcos y socavones
Luis Palomeque
David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

Los vecinos de Torrelavega y los visitantes se echan las manos a la cabeza cada vez que caen dos gotas del cielo. Los aparcamientos públicos de La Carmencita y de Pintor Varela siguen sin asfaltar y están llenos de charcos y de socavones convirtiendo el quehacer diario de aparcar en una auténtica aventura. Ya no basta con armarse de paciencia y dar vueltas para encontrar sitio, sino que en días de lluvia hay que dar rodeos para no meter los pies en el fango. Sin embargo la falta de aparcamientos en la ciudad no impide a los vecinos estacionar en mitad de los charcos, que en ocasiones son más grandes que los propios vehículos.

«Una vergüenza, tener así dos aparcamientos a la entrada de la ciudad». «Un auténtico lodazal». «Hay tantos baches que entrar aquí es como subirse a una montaña rusa». Así califican algunos de los usuarios el aparcamiento disuasorio situado en la finca de La Carmencita. Jessica Jiménez es una de ellas. Aparca a diario en el lugar y, nada más bajarse del coche, trata de esquivar los charcos y el barro. Al preguntarle por el estado de la zona contesta: «Lamentable, ¿no lo ves?».

«Hay tantos baches que entrar aquí es como subirse a una montaña rusa» Jessica Jiménez, La Inmobiliaria

Las últimas lluvias han provocado que dos de los espacios más grandes para aparcar de forma gratuita en la ciudad –unas 300 plazas en La Carmencita y alrededor de 400 en Pintor Varela– se llenen de barro, baches y charcos. Las opiniones de quienes utilizan con frecuencia este espacio para aparcar reflejan malestar por la situación. Alberto Ortiz, comerciante, no entiende porque «cuestiones como el asfaltado de un aparcamiento público llevan tantos meses de espera» y lamenta «la imagen de ciudad que ofrecemos». Para Sonia Rial, una dependienta que trabaja en el centro, «es una pena, ya no solo por la incomodidad de caminar entre los charcos, sino por el riesgo que estos socavones suponen para el propio vehículo».

«Me da igual como esté el terreno porque hemos aparcado gratis, cerca y rápido» Carlos Quintana, Cabezón de la Sal

Por otra parte, algunos de los usuarios del aparcamiento de Pintor Varela señalan que es una buena opción para aparcar cerca del centro de la ciudad de forma gratuita. «Los que venimos a trabajar a diario necesitamos un lugar como este en el que no nos cobren por aparcar», explica Elvira Aja. También Carlos Quintana se muestra satisfecho tras llegar desde su domicilio en cabezón de la Sal: «Hemos llegado y aparcar ha sido muy fácil. Me da igual cómo esté el terreno porque hemos aparcado gratis, cerca y rápido».

El Ayuntamiento no es ajeno a las quejas y hace unos días anunció que el Plan de Asfaltado de La Inmobiliaria comenzará a ejecutarse en marzo e incluirá los trabajos de acondicionamiento de los aparcamientos de La Carmencita y Pintor Varela. Estas obras se han adjudicado a la empresa Asfín por 83.000 euros, tendrán una duración de cuatro semanas y también afectarán a las calles Zarzuela y Julián Urbina (entre Juan XXIII y Ceferino Calderón). El proyecto consistirá en la preparación y pavimentación de varios tramos de capa de rodadura de la calzada actual, así como realización de pintura de los viales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos