El Ayuntamiento expropiará a Sniace los terrenos del complejo deportivo Óscar Freire y del ‘Patatal’

Vista general de las instalaciones deportivas del complejo Óscar Freire, situadas junto a Sniace.
Vista general de las instalaciones deportivas del complejo Óscar Freire, situadas junto a Sniace. / Luis Palomeque

El Consistorio iniciará el expediente ante la falta de acuerdo con la empresa para continuar disfrutando del espacio en régimen de alquiler

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

El equipo de gobierno (PSOE-PRC) en el Ayuntamiento no está dispuesto a seguir negociando con Sniace por los terrenos del complejo deportivo Óscar Freire. La falta de acuerdo entre el Consistorio y la empresa para renovar el contrato de alquiler que Torrelavega pagaba anualmente por el uso de estas instalaciones ha motivado que el Ayuntamiento decida a la vía expropiatoria para hacerse en propiedad con los terrenos.

Para ello el martes celebrará una Comisión Informativa Permanente de Obras en la que informará al resto de grupos municipales su intención de iniciar el expediente de expropiación forzosa de cuatro fincas para la obtención de terrenos de uso público y espacios libres.

La primera de las parcelas se refiere al complejo deportivo Óscar Freire y otras tres que se encuentran en la zona anexa conocida popularmente como el ‘patatal’. Estas tres últimas parcelas se encuentran recogidas en el PlanGeneral de Ordenación Urbana (PGOU) como parque de ribera de ‘Las Tablas’.

Sniace, propietaria de los terrenos, tenía firmado desde el año 1998 un convenio con el Ayuntamiento para el uso de estas instalaciones pero ese acuerdo caducó en el año 2011 cuando la empresa exigió al Ayuntamiento la revisión y actualización del precio que estaba pagando el Consistorio en concepto de alquiler del espacio (88.000 euros al año). Mientras tanto, según la Administración local, Sniace le adeuda a Torrelavega una cifra cercana a los 1,8 millones de euros en conceptos como el pago del IBI(Impuesto de Bienes Inmuebles), frente a los 750.000 euros que la empresa reclama al Ayuntamiento por el alquiler de estas instalaciones, una vez vencido el convenio. Según fuentes municipales, el Ayuntamiento reconoce esa deuda y está dispuesto a negociar poniendo sobre la mesa lo que ambas entidades se deben mutuamente pero «siempre en valor de mercado de los terrenos y no pagando lo que pide la empresa». La postura inicial del equipo de gobierno es restar del valor de los terrenos del complejo deportivo Óscar Freire –unos 3,7 millones de euros– lo que adeuda Sniace al Ayuntamiento, una propuesta que no parece convencer a la empresa.

Primeras diferencias

Las diferencias entre el Ayuntamiento y Sniace se remontan a 2012 cuando ambas partes estuvieron más de un año negociando un acuerdo para que el Óscar Freire pasara a titularidad municipal. Antes, el 20 de abril de 2011 finalizó el convenio por lo que las instalaciones deportivas revertieron a la empresa, tras finalizar el contrato de arrendamiento que firmó en 1998 con el Ayuntamiento. Pese a las diferencias, ambas partes mostraron su disposición a llegar a un nuevo acuerdo. El Ayuntamiento siempre ha barajado la posibilidad de hacerse con la propiedad del complejo deportivo y, mientras tanto, le ha seguido utilizando ya que son numerosas las actividades y competiciones deportivas que allí se desarrollan.

Desde el equipo de gobierno se insiste en que se está trabajando para llegar a un acuerdo que supere la falta de convenio pero mientras ha decidido abrir la vía expropiatoria. En este sentido, la empresa no pone reparos al uso público del complejo, «hasta que se cierren todos los asuntos que están encima de la mesa».

El convenio de alquiler fue rubricado por la entonces alcaldesa, Blanca Rosa Gómez Morante, y Blas Mezquita. En él se establecía que el Ayuntamiento debía pagar una renta anual de 88.537 euros, quedando compensada así la deuda de 1.062.449 euros que mantenía la empresa con la tesorería municipal, que había embargado algunos de sus bienes.

Fotos

Vídeos