El Ayuntamiento solo ejecutó un 30% de los 12 millones del presupuesto para inversiones

El Ayuntamiento solo ejecutó un 30% de los 12 millones del presupuesto para inversiones
Luis Palomeque

Durante el pasado ejercicio se quedaron sin hacer obras por un valor cercano a los ocho millones de euros

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

De los casi 12 millones de euros que el Ayuntamiento de Torrelavega presupuestó el pasado año para inversiones solamente hay reconocidas obligaciones por un valor de 3,5 millones de euros. Esto supone una ejecución del 30% del presupuesto destinado a inversiones, lo que se traduce en que se han quedado sin hacer obras por valor de más de 8 millones de euros, según los datos del balance de gastos e ingresos del Ayuntamiento a día 16 de enero.

La ejecución en el gasto total es del 70%. Es decir, de cada 100 euros de impuestos que han pagado los torrelaveguenses solo se han empleado 70 en prestar servicios a los ciudadanos, el resto probablemente, como ha ocurrido en los ejercicios anteriores, irá a parar a manos de los bancos con el objetivo de amortizar más deuda.

Es la política que defiende el equipo de Gobierno (PSOE-PRC) y la misma que critica la oposición que una vez visto el balance de las cuentas no entiende por qué no se ejecuta la totalidad del presupuesto destinado a obras e inversiones. Y es que la ejecución en este apartado es del 29,9%, lo que quiere decir que de cada 100 euros que se presupuestaron para inversiones solo se han gastado 30, con lo que 70 se han quedado sin gastar.

El superávit en las cuentas de 2017 puede superar los seis millones de euros

En términos absolutos, se presupuestaron 11.998.144 euros para inversiones a lo largo del año 2017 y solo se han ejecutado 3.591.889 euros, es decir se han quedado sin hacer obras por importe de algo más de ocho millones (8.406.255 euros). Sin embargo, en los ingresos derivados de impuestos el grado de ejecución ha sido del 108%, siendo el objetivo recaudar 29 millones de euros entre ingresos impositivos y tasas y llegándose a recaudar hasta 32 millones, es decir tres más de lo previsto. En el total de ingresos la ejecución es del 87%.

Con los datos aportados por el Ayuntamiento, el superávit o remanente de los presupuestos de 2017 asciende a unos 13 millones de euros. Este superávit se calcula como la diferencia entre el total de derechos reconocidos en ingresos corrientes y de capital menos el total de obligaciones reconocidas en gastos corrientes y de capital. En cifras esto es 53 millones de euros menos 39, aproximadamente, lo que supondría unos 14 millones de euros de remanente. Sin embargo el interventor municipal ha reconocido que una vez se hagan los ajustes contables (estos cálculos pueden ser por recaudación o por gastos o ingresos que pertenecen a otros periodos o que disponen de reglas específicas de contabilización) el superávit podría llegar a superar los 6 millones de euros.

La oposición insiste en que este Consistorio conseguirá el más alto nivel de no ejecución

Los grupos políticos de la oposición, en especial el PP, se han mostrado críticos con la gestión de las cuentas municipales, no solo en lo que se refiere a los presupuestos de 2017, sino a ejercicios anteriores en los que el remanente también ascendió a varios millones de euros, y sobre todo lamentan que ese dinero «no se queda en la ciudad y vaya a parar a los bancos». «Volveremos, en un mes, a pensar qué hacemos con el superávit cuando lo más lógico y práctico hubiese sido o utilizar todo el gasto para que no sobre o reducir los ingresos que cobran a los ciudadanos si se sabe que no se van a poder emplear. En concreto en 2017 se podían haber presupuestado hasta seis millones menos en impuestos, seis millones de euros que estarían en los bolsillos de los torrelaveguenses», subraya la concejala del PP, Natividad Fernández.

Además, recuerda que en tres años, los ejercicios correspondientes a 2014, 2015 y 2016, el Ayuntamiento «ha dado a los bancos» más de ocho millones de euros «para amortizar préstamos», cuando «ya no nos queda nada para amortizar». «¿Que harán este año con el superávit? ¿programar más inversiones que no van a hacer? Mejor sería haber bajado los impuestos», sugiere la edil del PP.

Una cifra «muy baja»

Una cifra «muy baja» a ojos de los grupos de la oposición, que recuerda a un escenario muy similar al del año pasado por esta misma fecha. Las inversiones reales presupuestadas en las cuentas públicas se traducen en obras y conservación de edificios públicos y, sobre todo, en la construcción y mejora de parques infantiles, polideportivos, parques y jardines para la ciudad. Y los datos más actualizados que maneja el Ayuntamiento respecto al presupuesto de 2017 no dejan lugar a dudas: solo se ha ejecutado el 30% de lo previsto.

De este modo, proyectos que llevan años sobre la mesa y con partidas presupuestarias para su ejecución siguen sin llevarse a cabo como el derribo de la casa tapón de Amador de los Ríos, las aceras del Paseo del Niño -que este año se espera realizar el último tramo pendiente-, el saneamiento de Barreda -otra obra que ha comenzado recientemente tras años de espera-, la pasarela sobre el río -con un presupuesto que supera el millón de euros-, o la mejora de la carretera de La Montaña, otra vieja reivindicación con partida presupuestaria año tras año pero cuyo arreglo no acaba de ser realidad para lamento de los vecinos de esta localidad.

La oposición teme que como en años anteriores la «incapacidad» para ejecutar todo el dinero presupuestado para inversiones tenga como consecuencia nuevas modificaciones del presupuesto como ya sucedió en abril de 2017 cuando se aprobó en el Pleno la primera de ellas por valor de 5,6 millones de euros, gracias al apoyo de ACPT. El modificado incluyó 3,6 millones para inversiones en Torrelavega, en su mayor parte consensuadas con los grupos durante la negociación del presupuesto de 2017, y una partida de 1,8 millones que quedaba a la espera de que los Presupuestos Generales del Estado determinaran si debe ir a amortizar deuda o podría destinarse otros usos. Seis meses después se aprobó una segunda modificación presupuestaria, esta por valor de más de dos millones de euros, con partidas para la ejecución de inversiones y proyectos «claves» para la ciudad, según defendió en el Pleno el equipo de gobierno (PSOE-PRC) que en esta ocasión contó con la abstención de Torrelavega Sí para sacar adelante la propuesta.

Mejoras previstas

Entre ellas se refirieron a las mejoras previstas en el matadero, la adquisición de un local para la Tercera Edad en Nueva Ciudad, el Fondo Extraordinario de Suministros Básicos, partidas para proyectos sociales, la eliminación del tapón de Amador de los Ríos, la demolición de los talleres de Campuzano, el parque de Lasaga Larreta, el proyecto Selfie, o nuevas actuaciones en la Plaza de La Llama y la calle Ancha. En el caso del arreglo de la carretera de La Montaña, socialistas y regionalistas recordaron que ya hay un compromiso de la Consejería de Obras Públicas para llevar a cabo este proyecto, y en relación a la remodelación del Palacio Municipal se pidió a la oposición que «no se incluya porque tiene perfecto encaje en presupuestos futuros a corto plazo».

La oposición siempre ha considerado la ejecución «el gran problema» de este Ayuntamiento por lo que ya están mirando «con lupa» a qué está previsto destinar esos seis millones de euros de superávit de las cuentas de 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos