Torrelavega ultima la compra de cuatro pisos para emergencia social

Edificio de La Llama en el que el Ayuntamiento posee una vivienda que destina a emergencia social./LUIS PALOMEQUE
Edificio de La Llama en el que el Ayuntamiento posee una vivienda que destina a emergencia social. / LUIS PALOMEQUE

Las viviendas están situadas en distintos puntos de la ciudad y su precio se sitúa entre 53.000 y 65.000 euros

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

Los servicios sociales siguen siendo una prioridad para el Ayuntamiento de Torrelavega, que está ultimando la compra de cuatro pisos para incorporarlos al parque público de viviendas destinadas a resolver situaciones de emergencia habitacional y a favorecer el acceso a la vivienda en alquiler. El proceso de adquisición se encuentra en su última fase, en la que los técnicos deben decidir si el precio ofertado se corresponde con los del mercado. En caso afirmativo, el Consistorio comprará los pisos, cuyo importe se sitúa entre 53.000 y 65.000 euros.

La idea inicial del equipo de gobierno (PSOE-PRC), hecha pública a finales de 2016, era adquirir un edificio de oficinas, dado que el cuerpo principal del Palacio municipal ha tenido que ser desalojado por sufrir graves daños estructurales. Sin embargo, la oposición, con mayoría en la Corporación, impuso su criterio y al final se decidió la compra de las viviendas, que salió a licitación el pasado mes de mayo con un presupuesto de 250.000 euros.

Al anuncio del contrato de adquisición, tramitado mediante procedimiento abierto, se presentaron 19 ofertas, de las que dos fueron descartadas por no cumplir los requisitos de la convocatoria. Finalmente, el Consistorio ha elegido cuatro, situadas en distintos puntos de la ciudad, según ha confirmado a este periódico el concejal de Hacienda, Pedro Pérez Noriega. Antes de tomar la decisión se han tenido en cuenta aspectos como la ubicación, superficie, accesibilidad, equipamiento, antigüedad, calificación energética..., todos ellos recogidos en el pliego de condiciones del contrato.

Pérez Noriega también ha precisado que el Ayuntamiento está ultimando la compra de una vivienda unifamiliar situada en Sierrapando, con la finalidad de incorporarla al parque público de viviendas destinadas a resolver situaciones de emergencia habitacional y a erradicar el chabolismo. El contrato de adquisición, tramitado mediante procedimiento abierto, se hizo público a mediados del año pasado, con un presupuesto de 60.000 euros, y sólo se presentó una oferta.

Al igual que en el caso anterior, se han seguido criterios de adjudicación como el precio, la accesibilidad, la antigüedad, el equipamiento o la calificación energética. Según el edil de Hacienda, también se está a la espera de los informes técnicos para realizar la adquisición del inmueble.

Otras negociaciones

Pérez Noriega ha indicado que siguen en marcha otras negociaciones por parte del Consistorio, como la que tiene como finalidad adquirir varios locales colindantes entre sí en el barrio de La Inmobiliaria, al objeto de destinarlos a usos de carácter cultural o de fomento de la participación ciudadana. En este caso se han ofertado cuatro locales, con acceso a la Plaza de Chanete, y el presupuesto es de 210.000 euros. Esta compra está igualmente pendiente de tasación.

La construcción de la ansiada primera piscina municipal descubierta de Torrelavega también parece más cerca. Los propietarios de Pista Río, antigua zona de ocio de la ciudad, han pedido al Ayuntamiento 1,8 millones por los terrenos, cuya superficie supera los 6.000 metros cuadrados. La instalación deportiva se hará en ese lugar si los técnicos, que están valorando la oferta, dan su visto bueno. El concejal de Hacienda reconoce que la notable extensión de la parcela dificulta las negociaciones.

El Ayuntamiento quiere evitar, si es posible esta misma legislatura, que cada verano muchos vecinos acudan a localidades limítrofes, como Puente San Miguel o Cartes, en busca de un importante servicio del que aún carece la ciudad. Socialistas y regionalistas están en minoría y, dentro de los acuerdos presupuestarios de 2017, firmaron un documento con el primer grupo de la oposición, el PP, comprometiéndose a construir la piscina de verano en una zona urbana céntrica. El lugar elegido es Pista Río, siempre que la compra de los terrenos se realice «a precios de mercado».

El viejo y agrietado Palacio municipal de Torrelavega no solo necesita ser rehabilitado, sino también precisa de más espacio. Por eso el equipo de gobierno continúa negociando también la compra de los edificios anexos en el Bulevar Demetrio Herrero, unas gestiones que, según socialistas y regionalistas, son compatibles con el proyecto para rehabilitar y ampliar el inmueble con la integración del antiguo cine Pereda, adquirido en 2005. En estas negociaciones las posturas son más distintas, puesto que el Ayuntamiento baraja la cifra de dos millones de euros y la que plantean los vendedores es «bastante más elevada», confiesa Pérez Noriega, que espera estos días una contraoferta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos