Río Cabo inicia las obras de ampliación para habilitar nuevos enterramientos

Los operarios trabajan en la construcción de nuevos nichos en el cementerio de Río Cabo./Luis Palomeque
Los operarios trabajan en la construcción de nuevos nichos en el cementerio de Río Cabo. / Luis Palomeque

Esta actuación se completará en las próximas semanas con la licitación de otro proyecto para disponer en total de más de un centenar de nichos

DAVID CARRERATorrelavega

El Ayuntamiento de Torrelavega ha iniciado los trabajos de construcción de 36 nuevos nichos en el cementerio de Río Cabo, un proyecto con el que pretende habilitar nuevos enterramientos ante la escasez de espacios para atender la posible demanda en lo que resta de año. En la actualidad, el número de nichos libres se ha reducido de 21 a comienzos de año a los 15 actuales, que se unirían a los 30 considerados «de segunda mano» que pueden acoger enterramientos, lo que permitiría cubrir la demanda solo unos pocos meses.

Tal y como adelantó este periódico el objetivo del Ayuntamiento es aprovechar el espacio que existe en Río Cabo y amplia de este modo el número de nichos y así dar respuesta a las necesidades de futuros enterramientos en la ciudad.

El concejal delegado de Cementerios, José Luis Urraca, explica que esta construcción irá seguida en las próximas semanas de la licitación de un nuevo proyecto para habilitar más de un centenar de nuevos nichos, con lo que a finales de 2017 la disponibilidad aumentaría hasta unos 150. Según detalla, con estas dos obras Torrelavega tendría disponibilidad de nichos «más que suficientes» para atender las necesidades de la población hasta que se plantee la posibilidad de llevar a cabo un proyecto de ampliación del cementerio de Río Cabo.

«Las necesidades futuras están garantizadas»

En el cementerio de Río Cabo, al margen de las obras de ampliación de este verano, aún hay espacio acondicionado para construir en torno a 450 nuevos nichos. Asimismo, en Barreda también hay cimentación y acondicionamiento previsto para construir en torno a 290 nichos más por lo que insiste en que las necesidades futuras están «suficientemente» cubiertas y garantizadas. A partir de ahí el Ayuntamiento a la vista de que se colmen los actuales espacios habilitados en Barreda, ya sí tendrá que plantearse la ampliación de los espacios destinados a enterramientos o una ampliación del cementerio. En cuanto a los datos de 2016, en Río Cabo se llevaron a cabo 85 inhumaciones y 18 incineraciones mientras quedaban libres 19 nichos y 47 columbarios, y en el cementerio de Geloria se registraron 14 inhumaciones y 17 incineraciones.

Además, recuerda que en Torrelavega existen cuatro cementerios municipales, además de Río Cabo: el de Geloria en La Llama, el de Campuzano, el de Viérnoles y el de Barreda. Urraca asegura que en el de Barreda, cuya ampliación se inauguró a comienzos de 2012, quedan en estos momentos libres 130 nichos, que se unen a los 78 del camposanto de Viérnoles.

Llegando al límite

Para cubrir las necesidades de este año, el Ayuntamiento acometerá en el verano un proyecto de construcción de unos 120 nuevos nichos con un presupuesto aproximado de 80.000 euros. Asimismo, señala que en Río Cabo queda todavía espacio acondicionado para construir en torno a 450 nuevos nichos, y en Barreda también existe cimentación y acondicionamiento preparado para otros 290 más. Y es que el cementerio de Río Cabo está llegando a su límite y en la actualidad ya solo dispone de 15 nichos libres. El concejal de Parques, Jardines y Cementerios resalta que a pesar del dato no hay que preocuparse ya que el municipio tiene disponibilidad de nichos suficiente para atender las necesidades de la población.

No obstante para cubrir las necesidades del año en curso, el Ayuntamiento quiere acometer este verano un proyecto de construcción de entre 96 y 120 nichos nuevos, con un presupuesto de unos 70.000 euros. De momento, estos días se trabaja en la primera actuación con el objetivo de habilitar 36 nichos nuevos. Por lo que respecta a los cinco cementerios municipales repartidos por la capital del Besaya, el Ayuntamiento ya solo vende nichos en los de Viérnoles y Barreda, ya que el resto están saturados y no tienen más espacio. En el de Barreda, cuya moderna ampliación se inauguró a comienzos de 2012, quedan en estos momentos libres un total de 132 nichos, y en el de Viérnoles, 78. Sin embargo, Urraca apunta que en el caso de que el cementerio de Río Cabo se llenara, el Ayuntamiento puede ofrecer lugar de enterramiento si ningún problema en las instalaciones de Barreda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos