El centro de rehabilitación psicosocial Padre Menni atiende a 68 enfermos en Torrelavega

Un momento de la visita de Cruz Viadero al Centro Padre Menni de Torrelavega./Luis Palomeque
Un momento de la visita de Cruz Viadero al Centro Padre Menni de Torrelavega. / Luis Palomeque
Torrelavega

Cruz Viadero felicita a los profesionales que trabajan en el centro, situado en el Paseo Julio Hauzeur

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

El Centro de Rehabilitación Psicosocial 'Padre Menni', de Torrelavega, atiende actualmente a 68 personas que tienen problemas psiquiátricos crónicos. El equipo terapéutico está integrado por cinco profesionales especializados en psiquiatría, psicología clínica, terapia ocupacional, enfermería y trabajo social. Su objetivo es que los usuarios consigan el mayor grado de autonomía posible.

El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, acompañado de la concejala de Bienestar Social, Patricia Portilla, ha girado una visita a las instalaciones, situadas en el Paseo Julio Hauzeur, en la que el regidor municipal se ha interesado por el trabajo que se realiza con personas que tienen algún tipo de trastorno mental. Cruz Viadero ha destacado la «gran labor profesional» que se está llevando a cabo.

«Se trata –explica el alcalde– de un centro concertado, que tiene el apoyo del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (Icass), lo que posibilita que pueda prestar esta atención a los pacientes, que tanto beneficia a la comarca del Besaya, como a otras zonas de Cantabria». Cruz Viadero ha felicitado a los integrantes del equipo terapéutico y les ha animado a que sigan trabajando con esa profesionalidad recuperando a pacientes, ya que «se trata de un centro de rehabilitación».

Silvia Pérez Monzón, directora gerente del centro, ha explicado que los trastornos mentales que se tratan son muy variados y engloban muchos tipos de patologías. Fundamentalmente, se trata la psicosis, esquizofrenia, trastornos de personalidad; gente joven en muchos casos con trastornos límites, también trastornos obsesivo-compulsivos y de estado de ánimo, así como relacionados con el consumo de drogas.

Usuarios de entre 18 y 65 años

Los usuarios tienen entre 18 y 65 años, y la media se sitúa en 40 años. Según Gómez Monzón, son personas con trastorno mental grave. También ha indicado que es un centro concertado desde marzo de 2001, en el que en la mayoría de los pacientes son derivados del Icass o de su psiquiatra particular. Desde sus inicios el centro ha dispuesto de un total de 75 plazas concertadas.

Como su nombre indica, comenta la directora gerente, se trata de un centro de rehabilitación, en el que «es muy importante la coordinación con los recursos que el usuario tiene fuera del centro, es decir, su psiquiatra, su trabajador social, su familia... Nos coordinamos con todos los implicados en el proceso de estas personas».

«Lo que hacemos –añade Gómez Monzón– es, según vienen, asignarles un tutor o un terapeuta de referencia, que siempre es un psicólogo y la persona encargada de hacer las sesiones psicológicas con la persona y con quien van a empezar a hacer la evaluación de las limitaciones de las capacidades que tiene el paciente; evaluación de su situación psiquiátrica, pero también social, el entorno en el que vive, el contexto familiar, experiencia laboral o académica, y todo lo que tiene que ver con su funcionamiento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos