Un cocinero quiere dar de comer gratis a 500 parados en la víspera de Reyes

Pedro del Ojo recaba ayuda entre proveedores y amigos para repartir una «gran alubiada»en la urbanización Jardines de la Vega

Pedro del Ojo regenta su propio negocio, Mr Pollo, en la plaza donde va a servir la comida./Luis Palomeque
Pedro del Ojo regenta su propio negocio, Mr Pollo, en la plaza donde va a servir la comida. / Luis Palomeque
José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

Torrelavega es una ciudad solidaria y en Navidad se multiplican las iniciativas para ayudar a los más necesitados. Este año la víspera de Reyes será aún más ilusionante porque un joven cocinero, Pedro del Ojo, ha decidido realizar un evento especial: dará de comer gratis a 500 desempleados en la urbanización Jardines de la Vega. Será a partir de las 13.00 horas y el único requisito que pide es que «presenten el carné del paro».

Pedro quiere hacer realidad un sueño que tenía desde niño, una etapa de su vida en la que reconoce que pasó «necesidad» en su localidad natal, Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Llegó a Cantabria «por amor» hace nueve años y siempre ha querido organizar un evento solidario, pero «no sabía ni cómo ni a quién destinarle». Y en Torrelavega encontró la solución: miles de parados a quienes echar una mano. Además, lo va a hacer el viernes, «el día de la ilusión».

Comida solidaria

Objetivo
Organizar un evento solidario para ayudar a 500 personas en desempleo.
Lugar, fecha y hora
Urbanización Jardines de la Vega, el día 5 de enero, a la una de la tarde.
Organización
El cocinero Pedro del Ojo, con la colaboración de proveedores y amigos.
Menú
Una gran alubiada con compango, fruta y yogur.
Requisito
Presentar el carné que acredite la situación de desempleo.

El joven cocinero trabajó en diversos establecimientos de la región, hasta que hace un año decidió montar su propio negocio con «lo poco que tenía». Se llama Mr Pollo, está situado frente al edificio de la Seguridad Social y vende «comida para llevar». Pedro trabaja solo, así que decidió «sacarle un poquito» a sus proveedores y amigos para organizar la comida solidaria y elaborar «una gran alubiada». Unos aportan las legumbres y el compango, y otros los yogures, el pan, la fruta, los envases...

Fogones y carpa

El cocinero elaborará la comida en «varios fogones» instalados en su negocio y la alubiada se servirá justo en frente, en una plazuela en la que se instalará una carpa, también gentileza de un proveedor, lo que evitará problemas en caso de que «el día no acompañe».

Lo que quiere hacer el organizador, todo entusiasmo, es ayudar a «toda la gente que pueda». Por eso lo único que le preocupa es que «sobre comida», así que «si alguno no puede presentar el carné de paro pues habrá que atenderle». Pedro reconoce que ha involucrado «a mucha gente», a la que está «muy agradecido», incluso a esos que «no me han podido dar nada porque no lo tienen». «Este año tampoco ha sido bueno –explica– y he tenido la posibilidad de sacarle un poquito a cada uno para poder ayudar a esa gente que lo necesita».

El que más le ha apoyado en la organización es Enrique López, que regenta la cafetería Los Jardines. «Es algo que me parece muy bien –señala el hostelero–, todo sea por ayudar a la gente. Ha habido que currar, pero la verdad es que casi todo está preparado y ahora sólo falta que nos haga buen día».

Líder en desempleo

La capital del Besaya, ciudad industrial, encabezó las listas del paro en Cantabria durante la crisis y su economía no se termina de despegar. Prueba de ello son sus miles de desempleados, la mayoría de larga duración, así que las iniciativas solidarias se suceden, especialmente en Navidad. Diversos colectivos llevan a cabo en estas fechas recogida de comida, enseres y juguetes para entregárselos a quienes más lo necesitan. La comida solidaria que está organizando Pedro del Ojo es el último ejemplo de que Torrelavega sigue necesitando ayuda para volver a ser pujante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos