Comienza el derribo del antiguo bar Bolado en el Paseo del Niño

Una pala comenzó ayer los trabajos de derribo del antiguo bar Bolado/Luis Palomeque
Una pala comenzó ayer los trabajos de derribo del antiguo bar Bolado / Luis Palomeque

Los propietarios responden a la orden del Ayuntamiento tras las quejas de los vecinos por el estado del inmueble

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

Medio año después de que el Ayuntamiento ordenara el derribo del edificio, los propietarios del antiguo bar Bolado han decidido comenzar los trabajos en la mañana de ayer en el solar que ahora se encuentra vallado en el Paseo del Niño. Ante las protestas de los vecinos de la zona por el estado de abandono de la edificación, el Ayuntamiento ordenó el verano pasado a la propiedad, una entidad bancaria, que reparara el inmueble o lo derribara. Hace tres años y mediante una ejecución hipotecaria, un juzgado de Torrelavega adjudicó la edificación y los dos solares sobre los que se asienta al banco, que a su vez se los cedió a su empresa inmobiliaria. Esta, con sede en Madrid, contestó al Consistorio que no podía atender su requerimiento porque el juzgado aún no le había hecho entrega de las propiedades y, además, el inmueble estaba ocupado por «personas desconocidas».

Antes, la Alcaldía acordó en enero de 2017 iniciar el expediente de orden de ejecución de las obras de reparación integral del edificio (cubierta, fachadas, fisuras, carpintería, cristales, pintura...) o en su caso derribo del mismo y de los restos del almacén anexo. Unos meses antes, en octubre, la Gerencia de Urbanismo emitió un informe sobre el estado del inmueble, a raíz de las quejas de algunos vecinos.

El estudio reflejó que la edificación se encuentra fuera de ordenación, según el planeamiento urbanístico del municipio, y sufre graves daños: el techo está parcialmente hundido, la fachada presenta numerosas grietas y desprendimientos, la carpintería está en muy mal estado y el pequeño almacén anexo (18 metros cuadrados) también se encuentra parcialmente derruido por falta de mantenimiento. El servicio de Urbanismo señalaba en su informe que, ante el estado de deterioro que presenta la cubierta, se debían tomar las correspondientes medidas de seguridad, con carácter urgente, para evitar daños a personas o cosas, mediante la colocación de un vallado perimetral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos