Amantes de los caballos, a Torrelavega

Selección de imágenes de anteriores ediiones del Concurso Morfológico 'Ciudad de Torrelavega'.
Selección de imágenes de anteriores ediiones del Concurso Morfológico 'Ciudad de Torrelavega'. / Luis Palomeque

El Mercado Nacional de Ganados se convertirá el próximo fin de semana en la meca de los criadores de Pura Sangre Española para asistir al XVIII Concurso Morfológico, un evento que gana adeptos dentro y fuera del sector ecuestre

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZTorrelavega

La pasión por los caballos de un grupo de ganaderos cántabros ha hecho posible que el concurso morfológico de la Fecab cumpla este año la mayoría de edad y que otra vez Torrelavega se convierta en la meca de los amantes del Pura Raza Español (P.R.E.). Desde el 7 al 10 de septiembre la capital del Besaya albergará el único certamen nacional de esta raza que sobrevive en el Norte de España, que ha podido sortear la crisis que acabó borrando del mapa al resto de concursos de su categoría. Será clasificatorio para el emblemático campeonato del mundo que se celebrará en Sevilla en noviembre en el marco del Sicab (Salón Internacional del Caballo), un aliciente importante para aquellos que lo dan todo por sus caballos. Hasta ahora ningún ejemplar nacido en la región ha ganado el certamen. Para los organizadores sería el regalo perfecto en el 18 cumpleaños del Concurso Morfológico 'Ciudad de Torrelavega'.

Esta edición contará con todos los ingredientes que año a año han conseguido formar una tropa de seguidores y llenar el Mercado Nacional de Ganados. Además de las exhibiciones de doma de los caballos participantes, en el mismo recinto se celebrará una feria de productos de Cantabria, con al menos una docena de puestos especializados en alimentos de la tierra (quesos, vinos…), de artesanía especializada (del cuero, guarnicionería, accesorios de equitación, sombrerería…), y un espectáculo ecuestre de entrada gratuita como colofón en cada jornada. Se trata de crear un evento «abierto a todo tipo de público, tanto para expertos como para aficionados o incluso ajenos al mundo de los caballos, que todo el mundo pueda disfrutar de la Feria del Caballo Español», ha contado el director de la Fecab, Arturo Calderón, miembro de la Asociación Regional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española de Cantabria (Espacan), entidad organizadora del certamen.

Cerca de un centenar de caballos -el listado aún no está cerrado- tomará parte del concurso morfológico. Proceden de una treintena de ganaderías de diez comunidades autónomas. De ellas, al menos doce son de Cantabria. «Somos pequeños criadores, de entre dos y tres yeguas, al estilo de los ganaderos que había antes con las vacas de leche. En Cantabria no tenemos una cabaña de Pura Raza Española muy grande, pero es de buena calidad. Aunque ganaderías de otras comunidades traen lo mejor que tienen a Torrelavega, estamos equilibrados y competimos en igualdad», cuenta el secretario de Espacan, Severo Méndez, «esperanzado» con que alguno de los caballos nacidos en la región se alce con el triunfo absoluto en este concurso, «ojalá, alguno está ya pegando fuerte...». Aunque de momento ese hito está por conseguir, muchos caballos P.R.E. cántabros han logrado clasificarse para participar en el campeonato de Sevilla en anteriores ediciones del Concurso 'Ciudad de Torrelavega'. Y, ya solo por ello, su 'caché' se ha disparado.

«No ganamos dinero. Solo nos mueve el amor por los caballos»

Los premios no son en metálico. Los ganadores solo consiguen, además de su clasificación para el campeonato, un bonito trofeo. Hay, sin embargo, otros beneficios para los mejores. «Los que salen de aquí se revalorizan, y además sirve también para hacer contactos comprador/vendedor», explican desde Espacan. Alrededor de la Fecab hay, además, otros beneficiarios: «este concurso genera riqueza. Hoteles, restaurantes... El año pasado más de tres mil personas pasaron por la feria; cada ganadero viene con su equipo de tres o cuatro personas y se trae también a la familia. Entendemos este certamen también como algo bueno para Cantabria». Porque para el que participa el beneficio se mide más que nada en prestigio: «Espacan es una asociación de aficionados al caballo, no ganamos dinero. Al contrario, nos cuesta mucho trabajo sacar adelante nuestras ganaderías e ir consiguiendo mejorar la especie, gracias a los avances de la inseminación artificial».

Si es así, surge una pregunta inevitable. ¿Para qué? ¿Qué tiene la Pura Raza Española que ha enganchado a este puñado de ganaderos? «Estamos empeñados en fomentar esta raza en Cantabria, porque es un caballo versátil, que sirve para aprender equitación en picaderos, también para competiciones de salto, para hacer rutas a caballo porque son muy resistentes, destacan en doma clásica, en TREC (Técnicas de Rutas Ecuestres de Competición) y porque los Pura Raza Española son muy nobles, cómodos de montar, seguros para los niños y para los no muy expertos... El P.R.E. no es especialista en nada pero vale para todo», resume Ángel Luis González, miembro de Espacan. Ellos, los criadores de P.R.E., dicen que les diferencia otro aspecto con respecto a los ganaderos de otras razas equinas: «Lo hacemos por amor al caballo. Porque nos gusta. Negocio cero».

Cantabria quintuplica la media nacional en número de caballos por habitante

Extracto del 'Estudio del Impacto del sector ecuestre en España' / RFHE

En una región como Cantabria que se identifica más con las vacas se da una circunstancia paradógica. Es la comunidad autónoma con más concentración de caballos de toda España, exactamente 0,078 ejemplares por persona. El dato se extrae del 'Estudio del Impacto del sector ecuestre en España', encargado por la Real Federación Hípica Española a Daemon Quest by Deloitte en el año 2013, cuyas cifras -extraídas del INE y del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama)- «serían extrapolables a la actualidad», han explicado desde la RFHP a este periódico. Según este informe, el porcentaje de caballos en Cantabria quintuplica la media nacional (que es de 0,015).

Tiene unos cuantos porqués: «por la tremenda afición y cultura del caballo que tenemos en Cantabria», indica Ángel Luis González, que considera que «las características de nuestra tierra son ideales para la cría de este fantástico animal, ya que disponemos de pastos de excelente calidad y nuestro clima es perfecto para que los caballos se puedan criar en libertad, lo que facilita su producción en términos económicos, ya que es mucho mas barato mantener un caballo en Cantabria que en el resto de las comunidades españolas». A esta circunstancia añade «la calidad del producto», tanto de la carne de caballo cántabro -casi toda se exporta- como de los ejemplares criados en la región para otro tipo de actividades ecuestres, «como los concursos morfológicos (de raza árabe y P.R.E.), concursos de salto (Magdalena, Laredo...) arrastre...». Detrás de todo, piensan desde Espacan, está toda una «cultura del pueblo cántabro ligada al caballo». «Yo cada vez que salgo a montar veo a gente que se asoma a la ventana», concluye González.

Fotos

Vídeos