Diez años después comienzan las obras para eliminar los pozos negros de Barreda

Diez años después comienzan las obras para eliminar los pozos negros de Barreda
Luis Palomeque

La Consejería de Medio Ambiente aporta 330.000 euros para iniciar la primera fase de un proyecto paralizado desde 2008

David Carrera
DAVID CARRERASantander

Después de años de retraso y bloqueo las obras para el saneamiento de Barreda ya han comenzado con las primeras máquinas trabajando sobre los terrenos próximos a la Avenida de Solvay. El Ayuntamiento de Torrelavega y el Gobierno regional invertirán este año y en 2018, unos 880.000 euros para completar la mejora del saneamiento en distintas zonas de Barreda, con el objetivo de conectar todas las viviendas a la red general y acabar con un problema que está pendiente de resolver desde 2008.

Así, de forma inmediata el Ejecutivo comenzará este proyecto con una inversión de 330.000 euros a cargo en su totalidad a la Consejería de Medio Ambiente, para comenzar las obras que llevan paralizadas varios años debido a que el Gobierno regional no había accedido a la cofinanciación solicitada por el Ayuntamiento. La primera inversión del Gobierno regional se verá complementada en los siguientes meses con otra obra de 250.000 euros para otro proyecto de mejora del saneamiento en Barreda, que en este caso será financiado con un 60% de aportaciones del Ejecutivo.

También habrá un tercer proyecto en la zona por importe de 50.000 euros, en este caso de financiación municipal, con el objetivo de que todas las obras estén concluidas para finales de 2018, y con ello resuelto en su totalidad el problema de los pozos negros en este pueblo de Torrelavega. Según la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, que el verano pasado mostró el compromiso del Ejecutivo con el pueblo de Barreda durante una visita a la localidad, se trata de atender «una reivindicación justa de los vecinos», la de disponer de conexión al saneamiento general del municipio. La vicepresidenta subraya que ha sido posible gracias al «trabajo intenso y la voluntad política» del Ejecutivo regional, la colaboración de ambas administraciones y a la disposición de acuerdo de la empresa adjudicataria. Díaz Tezanos se reunió el pasado mes de julio con miembros de la asociación de vecinos Santa María de Barreda y Salvador-Santo Domingo, encabezados por sus respectivos presidentes, José Valencia y Manuel Ortiz, para comunicarles este noticia que, a su juicio, ha permitido «desatascar» un problema cuya resolución era muy demandada por los vecinos.

El Gobierno aprobó el modificado del proyecto inicial

Las aportaciones del Ejecutivo regional en materia de saneamiento en la capital del Besaya se verán completadas con la aprobación este año de 250.000 euros más para el saneamiento de Barreda. De esta manera, Torrelavega contará con casi un millón de euros este año para inversiones en materia de saneamiento. El Consejo de Gobierno aprobó la modificación del proyecto inicial que en 2008 se paralizó por razones de ejecución del propio proyecto, y que «desde entonces ha permanecido metido en un cajón».

Por su parte, los ciudadanos, hartos de promesas y tras más de una década de espera, están encantados porque casi diez años después puedan comenzar las obras. Así opinan Elena Hortal, Eloy Agüeros y Pilar San José, tres de los residentes en los bloques de pisos de la Avenida de Solvay que a día de hoy tienen pozos negros bajo sus casas. Se trata de 24 viviendas, distribuidas en cuatro portales, a las que hay que sumar otro medio centenar de hogares en Barreda que aún no están conectados a la red de abastecimiento y saneamiento.

Malos olores

Unos vecinos que llevan años soportando malos olores en sus casas porque «la peste de la porquería de los pozos sube por fregaderos, duchas o el propio lavavajillas», además de humedades en las zonas comunes. Y mientras tanto pagando el cánon de saneamiento en el recibo del agua y llamando a Mare que «nos hace una limpieza gratis de los pozos una vez al año, porque las demás, a veces hasta cuatro al año, las pagamos de nuestro bolsillo». Esta obra, adjudicada a la empresa Construcciones y Excavaciones Aníbal hace ocho años, se encontró con dificultades técnicas como eran servicios soterrados de gas natural muy próximos a las obras, así como la modificación por parte de FEVE de las condiciones para atravesar el paso inferior de las vías, a lo que se unían diversos problemas de inundaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos