La empresa que limpia las dependencias municipales de Torrelavega no podrá subcontratar el servicio

La empresa que limpia las dependencias municipales de Torrelavega no podrá subcontratar el servicio
Luis Palomeque

El Tribunal Central de Recursos Contractuales ha desestimado las alegaciones presentadas por Clece

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha emitido una nueva resolución relacionada con el funcionamiento del Ayuntamiento de Torrelavega y en esta ocasión le ha dado la razón. El organismo, dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública, ha desestimado el recurso presentado por Clece, la empresa que se ocupa de la limpieza de las dependencias e instalaciones municipales, contra el pliego de condiciones para sacar de nuevo a licitación el servicio. También ha resuelto levantar la suspensión que había acordado sobre dicho procedimiento.

La Corporación aprobó el pasado mes de julio el referido pliego de condiciones para la contratación del servicio, valorada en 7,4 millones. El anuncio de la licitación se publicó en septiembre y un mes después el Ayuntamiento añadió una cláusula que consideraba «esencial» y que no había incluido «por error»: la empresa adjudicataria no podrá subcontratar parte de los servicios. Ese fue el eje de la denuncia y en esta ocasión la resolución es favorable al Ayuntamiento.

La rectificación obligó a publicar de nuevo el anuncio de licitación y Clece, sin terminar octubre, presentó un recurso especial en materia de contratación ante el Tribunal, que dictó una resolución poco después por la que acordaba la suspensión del procedimiento de contratación con carácter cautelar. La empresa consideraba contrario a derecho tanto la modificación del pliego como la prohibición de subcontratar, por entender que se vulneraban las directivas comunitarias. También consideraba que era nula la cláusula relativa al presupuesto de licitación, porque entendía que no cubría los costes del personal a subrogar.

El fallo también levanta la suspensión del procedimiento de licitación

Respecto a la modificación del pliego, el Tribunal cree que el argumento de Clece no resulta atendible, puesto que el procedimiento de licitación se encontraba en una fase de tramitación inicial en la que «únicamente se había procedido a la publicación de los preceptivos anuncios». En relación con la subcontratación de parte del servicio, el Tribunal recuerda que es una cuestión que ha resuelto en numerosas ocasiones y es «contraria a derecho». «El contratista podrá concertar con terceros la realización parcial de la prestación, salvo que el contrato o los pliegos dispongan lo contrario», como ha sido el caso. El Tribunal tampoco atiende la alegación relativa a la falta de presupuesto para hacer frente al coste del personal subrogado, dado que «los convenios colectivos no vinculan a la Administración contratante a la hora de establecer el presupuesto del contrato».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos