El Gobierno aprueba la ampliación del instituto Zapatón con una inversión de 3,6 millones

El instituto Zapatón, en Torrelavega./DM
El instituto Zapatón, en Torrelavega. / DM

El Ejecutivo también ha acordado destinar 3,4 millones de euros a mejorar, renovar y mantener la red autonómica de carreteras

EFETorrelavega

El Gobierno de Cantabria ha autorizado este jueves la contratación de las obras de ampliación del instituto de educación secundaria Zapatón, de Torrelavega, con un presupuesto estimado de más de 3,6 millones de euros y un plazo de ejecución previsto de 15 meses.

En su reunión de hoy, el Consejo de Gobierno también ha aprobado destinar cerca de 3,4 millones de euros a dos contratos para realizar obras de mejora, renovación y mantenimiento en la red autonómica de carreteras, además de otras partidas por un importe superior al 1,1 millones de euros.

Entre estas partidas están los 365.000 euros que el Ejecutivo regional va a destinar a la gestión económica para este año de su oficina en Bruselas, que tiene como objetivo ayudar a empresas y entidades cántabras en su presentación a convocatorias de ayudas para proyectos europeos.

La vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, ha presentado en rueda de prensa estos acuerdos que incluyen tres subvenciones por un total de 330.000 euros para las federaciones regionales de Bolos (150.000 euros), de Remo (94.000 euros) y de Baloncesto (86.000 euros).

También se ha aprobado una encomienda de gestión a Tragsa para la asistencia técnica de apoyo a la Oficina de Calidad Alimentaria entre 2018 y 2020 para el control de distintos sellos de calidad y denominaciones de origen sobre el terreno, con la realización de unas 1.600 visitas durante ese periodo.

Ampliación del Zapatón

Díaz Tezanos ha recordado que la ampliación del instituto Zapatón responde a la necesidad de mejorar sus espacios docentes destinados a la formación profesional, al no reunir los actuales las condiciones adecuadas para el elevado número de alumnos matriculados.

Esta ampliación se llevará a cabo en una zona sin urbanizar del recinto del instituto, donde se prevé construir aulas polivalentes, talleres, despachos y laboratorios para las familias de Electricidad, Electrónica, Peluquería y Estética.

Para financiar la ejecución de estas obras, Díaz Tezanos ha precisado que el Gobierno de Cantabria tramitará un expediente plurianual, con una dotación de 399.000 euros este año, de cerca de 2,7 millones el próximo y de 1,8 millones en 2020.

En materia de Obras Públicas se ha autorizado un contrato de cerca de 1,8 millones de euros para la construcción de drenajes, pozos, cunetas revestidas de hormigón y de actuaciones de mantenimiento en toda la red de carreteras autonómicas, unas obras enmarcadas en el plan de infraestructuras 2014-2021

El segundo contrato, dotado con 1,6 millones de euros, servirá para la instalación, reposición y mantenimiento de mallas, pantallas, cables y otras instalaciones de protección también en la red de carreteras dependientes del Gobierno de Cantabria.

Los dos contratos están repartidos en cuatro lotes correspondientes a las cuatro zonas en las que se ha dividido la región -centro, oriental, occidental y sur- y tiene un plazo de ejecución de cuatro años.

Además se ha informado de la declaración de emergencia para la reparación de un talud en la carretera Liérganes-San Roque de Riomera, con un coste de 30.250 euros.

Cooperación y sanidad

El Consejo de Gobierno también ha aceptado la designación de Cantabria como autoridad de gestión del Programa de Cooperación Territorial Suroeste Europeo (Sudoe), cuya candidatura fue propuesta por España, Francia, Portugal y Reino Unido y que ejercerá la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo.

Díaz Tezanos ha destacado que Cantabria es la única comunidad autónoma a la que se ha delegado esta máxima responsabilidad en la ejecución de un programa de cooperación europeo trasnacional.

Finalmente, en materia de Sanidad, el Gobierno regional ha autorizado un convenio entre el Servicio Cántabro de Salud y la agencia europea de la Innovación para desarrollar el proyecto E-Health, para establecer una red voluntaria para compartir información sanitaria.

En el marco de este programa se prevé compartir datos como la receta electrónica o el resumen de la historia clínica entre las autoridades sanitarias de los países participantes.

La puesta en marcha de este programa en Cantabria tendrá un coste previsto de algo más de 65.000 euros, de los que el 75 por ciento corresponde a financiación europea y el resto al Gobierno regional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos