El Gobierno garantiza que las obras en La Turbera se iniciarán en unas semanas

Trabajos anteriores junto a las casas de La Turbera para conocer el origen de las filtraciones de agua
Trabajos anteriores junto a las casas de La Turbera para conocer el origen de las filtraciones de agua / Luis Palomeque
Torrelavega

La Dirección General de Medio Ambiente anuncia la «inminente» adjudicación tras recibir el informe favorable de la Confederación Hidrográfica

David Carrera
DAVID CARRERASantander

Después de años de espera los vecinos del barrio de La Turbera esperan que en las próximas semanas comiencen los trabajos con los que Gobierno y Ayuntamiento confían en que se ponga fin al problema de las filtraciones de agua.

El director general de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio, anunció durante una reciente visita a Torrelavega, que las obras de canalización comenzarán «muy pronto» una vez que el Gobierno regional haya recibido el informe favorable de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC). Palacio explicó que el documento ha sido remitido por el Ayuntamiento y ahora será la Dirección General de Medio Ambiente la que «cuanto antes», se estima que en unas semanas, saque a la licitación las obras que den respuesta al problema que padecen los vecinos de las casas de La Turbera desde hace cinco años.

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Torrelavega, José Luis Urraca, valora de forma satisfactoria la implicación del Gobierno de Cantabria para poner fin a este problema y considera que una vez realizados todos los trámites administrativos la adjudicación de las obras «es inminente». Urraca señaló que el Ayuntamiento ha recibido el informe de la Confederación Hidrográfica que «inmediatamente» ha sido remitido al Gobierno cántabro para que éste pueda continuar el procedimiento. Asimismo, el edil recordó que a finales del año pasado se envió el proyecto y se solicitaron los correspondientes permisos a la Confederación Hidrográfica, por lo que en la actualidad solo queda esperar a que el Ejecutivo adjudique las obras.

El Gobierno regional y el Ayuntamiento llegaron a un acuerdo el pasado mes de diciembre para financiar a medias los 110.000 euros del proyecto con el que se pretende poner fin a las filtraciones de agua en el barrio de La Turbera. El proyecto contemplaba que las obras pudieran comenzar este verano con cargo al presupuesto regional de 2017, con un plazo de ejecución de un mes y consisten en la canalización de las aguas y la eliminación de humedades mediante un nuevo drenaje de la zona, además de la estabilización del subsuelo.

Cronología

Diciembre de 2017. Gobierno y Ayuntamiento anuncian que pagarán a medias la canalización de La Turbera.

Abril de 2016. El Ayuntamiento realiza nuevos sondeos para eliminar las filtraciones junto a las viviendas.

Diciembre de 2015. La Delegación del Gobierno (PP) se desvincula del problema porque «no es de su competencia».

Noviembre de 2014. Los vecinos protagonizan nuevas protestas por las filtraciones de agua en La Turbera.

Más zanjas

El proyecto ha sido encargado por el Ayuntamiento y será ejecutado por el Gobierno regional, a través de la Consejería de Medio Ambiente, con el objetivo de dar solución a un problema que los vecinos padecen desde hace cinco años. El proyecto a ejecutar será licitado en los próximos días por el Gobierno regional y prevé realizar una zanja a lo largo de todo el barrio con dos secciones distintas para recoger y canalizar las aguas. La primera tendrá una longitud de 100 metros y servirá para impermeabilizar y drenar el agua, algo que se conseguirá colocando una tubería drenante que será la encargada de dirigir el agua filtrada hasta el pozo de recogida. La segunda sección tendrá una longitud de 70 metros y servirá para conducir el agua recogida hacia la red de saneamiento existente, lo que obligará a construir tres pozos de registro, uno de recogida y dos intermedios comunicados entre sí a través de una tubería de hormigón de un diámetro de 800 milímetros.

Una vez colocadas las canalizaciones, se realizará el posterior relleno de la zanja con material granular y material procedente de la propia excavación, y para finalizar se aglomerará la zanja y se restituirán todos los elementos retirados al inicio de los trabajos. En cuanto a los trabajos ejecutados hasta ahora, la empresa Dremex explica que se ha constatado que la construcción de la obra de drenaje realizada en 2013 dio lugar a que los problemas se multiplicasen debido a que un tramo del colector tiene pendiente negativa. Esta obra agravó los problemas en gran medida al provocar la presencia de agua estancada durante todo el año en las proximidades de las viviendas, situación que se complica en época de lluvias.

Fotos

Vídeos